Jaguares en México: Las amenazas que enfrenta el felino más grande de América

215
0
Compartir:


La majestuosidad del jaguar, el felino más grande de América se ve amenazada por una realidad sombría en México. A inicios del siglo XX, el país contaba con unos 20,000 ejemplares. Sin embargo, la cifra actual es alarmantemente inferior. Según el Censo Nacional del Jaguar de 2018, solo 4,800 de estos felinos siguen vagando en su hábitat natural. Aunque esto representa un aumento de 800 jaguares desde 2010, la situación aún es crítica.

La disminución de la población de jaguares en México se debe a varios factores. La expansión urbana y la deforestación han reducido su hábitat significativamente. Además, la caza furtiva y los conflictos con humanos añaden una presión constante. La fragmentación de su territorio ha aislado a las poblaciones de jaguares, complicando su reproducción y supervivencia.

José Hernández, del Grupo de Expertos del Jaguar en México, explica el ciclo vicioso que enfrentan estos animales: “Al quitar la selva, desaparecen las presas; al desaparecer las presas, aumenta la depredación de ganado, llevando a los ganaderos a matar jaguares”. Estima que entre 1,500 y 2,000 individuos habitan en la Península de Yucatán.

El 38% del territorio de los jaguares está protegido por 43 Áreas Naturales Protegidas (ANP) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Las ANP, como la Reserva de la Biosfera Montes Azules y Calakmul, albergan alrededor de 800 jaguares.

Esta región, compartida con Belice y Guatemala, contiene la segunda población más grande de jaguares en América, aunque las más numerosas se hallan en la Amazonía.

El jaguar, que en México rara vez supera los 60 kg, tiene una dieta variada incluyendo pecaríes, venados, tepezcuintles, armadillos, monos y cocodrilos. A pesar de su presencia en 18 de los 21 países latinoamericanos, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reporta solo 64,000 jaguares en vida silvestre, con el 90% en la Amazonía.

Esta realidad nos enfrenta a un desafío: proteger al jaguar no solo por su valor como especie, sino también por su papel crucial en el equilibrio ecológico. La conservación del jaguar es un esfuerzo que requiere la participación activa de todos, desde autoridades hasta comunidades locales, para asegurar que estas majestuosas criaturas continúen siendo parte del rico patrimonio natural de México.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario