Nuevos retos y estrategias en 2024: fabricación y calidad unidas para la descarbonización. ZEISS

111
0
Compartir:


2024 es un año lleno de oportunidades para las empresas que siguen en el camino hacia el cumplimiento de sus objetivos de sostenibilidad, que más allá de ser un compromiso se ha convertido en un pilar en toda estrategia de negocio.

Esta tendencia no es ajena para las empresas dedicadas a la manufactura, las cuales están adoptando acciones en las que la responsabilidad social, la descarbonización y la innovación van de la mano. En este esfuerzo por abordar los desafíos ambientales, la industria de calidad e inspección ha emergido como un catalizador para la sostenibilidad.

“Para la descarbonización de la industria de la manufactura se pueden adoptar 3 principales enfoques, que van desde el uso de dispositivos de alta eficiencia energética, la optimización de procesos que reduzca a su vez los desperdicios en las cadenas de producción y una fuerte tendencia hacia el consumo consciente, donde la actualización de maquinarias existentes o la compra de dispositivos de segunda mano certificados emergen como una solución”, comenta Arturo Zavala, Gerente Nacional de Ventas de ZEISS Industrial Quality Solutions.

Eficiencia y calidad: un binomio indispensable

La innovación ha sido parte importante para la eficiencia energética en los procesos de control de calidad. Mediante la adopción de tecnologías avanzadas, como máquinas de medición por coordenadas y sistemas ópticos multisensor y de microscopía se permite que las empresas manufactureras optimicen sus procesos y cumplan con las expectativas de calidad industrial de sus clientes a la vez que reducen su huella de carbono.

“Algunas estrategias aplicadas a los dispositivos como reducir a cero el consumo de energía en modo de espera, el uso de interruptores automatizados en horarios específicos y la nueva generación de controladores digitales han permitido un ahorro de hasta un 83% en el tiempo de inactividad y un 64% en el consumo general durante el funcionamiento de los equipos”, agregó Zavala.

Además, se ha comprobado que la implementación de soluciones de control de calidad no solo impulsa la eficiencia operativa, sino que también contribuye a la reducción significativa de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). De acuerdo con McKinsey & Company, la adopción de estas soluciones puede llevar a una disminución del 30% en las emisiones de GEI para 2030.

Optimización de procesos para la reducción de desperdicios y la descarbonización

Los errores en las cadenas de producción originan grandes pérdidas para las empresas de manufactura, por lo que garantizar un control de calidad adecuado es clave para la reducción de desperdicios y minimizar pérdidas, de forma que el uso de recursos como energía eléctrica, agua y materias primas alcance los más altos niveles de productividad.

En este contexto y para los nuevos retos en 2024, las empresas manufactureras deben considerar la implementación de soluciones de control de calidad no solo como una mejora en la calidad del producto, sino como un paso vital en su compromiso con un futuro sostenible.

“En ZEISS creamos una estrategia holística de sostenibilidad que abarca la transformación empresarial que ayuda a la descarbonización de nuestros clientes, estructurada en 3 elementos: 1) dar forma a una cadena de suministro sostenible y lograr la neutralidad de carbono; 2) integrar la sostenibilidad en la fabricación de productos desde las etapas iniciales de desarrollo; 3) ayudar a nuestros clientes a reducir su huella de carbono al disminuir sus desperdicios con herramientas de alta calidad y mediciones más precisas”, agregó Arturo Zavala.

Datos contundentes respaldan la importancia de la colaboración entre la industria de control de calidad y las empresas manufactureras en la reducción de emisiones, al mejorar la eficiencia en un promedio del 10%, mientras que los costos de producción disminuyen hasta un 5%, según estudios de Deloitte y Ernst & Young.

Consumo consciente, una tendencia a la alza

Cada año crece la tendencia de los consumidores por adquirir productos de forma consciente y responsable. Cifras de Statista indican que es muy importante para el 50% de los consumidores los productos “limpios”; para el 45% aquellos que provengan de una producción sostenible y ambientalmente responsable, mismo caso que el 44% que apoya el tema del reciclaje.

Empresas líderes en control de calidad, conscientes de su impacto ambiental, han asumido compromisos tangibles, cuyo enfoque va más allá de las operaciones internas, extendiéndose a la asesoría a clientes para adoptar prácticas sostenibles. Esta colaboración estratégica se traduce en una reducción efectiva de la huella de carbono en la cadena de suministro.

Con esta tendencia en mente, ZEISS Industrial Quality Solutions ha enfocado esfuerzos en la actualización de sistemas que ofrecen la posibilidad de adaptar dispositivos existentes con componentes nuevos para que los dispositivos vuelvan a tener un rendimiento de última generación, logrando un ahorro en materiales y transporte.

De igual forma, los dispositivos de medición usados certificados pueden representar una opción viable para las empresas, ya que pueden adquirir productos reacondicionados que han pasado estrictas inspecciones para continuar ofreciendo un rendimiento excepcional, ayudando de esta forma a reducir la huella de carbono de los productos adquiridos.

“La sinergia entre la industria de control de calidad y las empresas manufactureras es un testimonio del compromiso compartido hacia un futuro más sostenible. Este esfuerzo conjunto, guiado por la excelencia y la responsabilidad ambiental, allana el camino para un cambio positivo en la industria, por lo que la colaboración entre sectores es esencial para enfrentar los desafíos medioambientales y forjar un futuro donde la eficiencia y la sostenibilidad coexistan armoniosamente”, finalizó Arturo Zavala.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario