El deterioro emocional de los mexicanos

120
0
Compartir:


Por Raúl Rodríguez Rodríguez

Escritor y Promotor Nacional  de la

Agenda 20-30  de  la ONU

Cuando hablamos de que México vive los años más violentos del último siglo, los reflectores siempre apuntan hacia la macabra danza de cifras: 22 millones de delitos por año con impunidad de 95 %. Pero, ¿qué pasa con el oleaje emocional que todo eso ocasiona? ¿Cuáles son las repercusiones en la productividad del país y las empresas? Una silenciosa epidemia de alteraciones sicológicas recorre hogares y oficinas de todo el país. El gobierno federal reconoce que los problemas de salud mental han aumentado 30 %. Los expertos hablan de una “epidemia de cansancio emocional”.

La falta de atención a los riesgos psicosociales del trabajo le cuesta al país alrededor de 16 mil millones de pesos anuales, según la OCDE.

El 59 % de los trabajadores en México asegura que su compañía no cuenta con acciones que ayuden a cuidar su salud mental. El 43 % de las organizaciones reconoce que no cuenta con una cultura al respecto. Paradójicamente, diversos estudios han demostrado que los empleados felices en sus ámbitos laborales garantizan una mayor productividad.

México vive una descomposición generalizada. Estudios indican que el 50 % de la población económicamente activa sufre ansiedad y 27 % de los mexicanos sufre depresión, 57 % de los jóvenes están preocupado por padecer estrés, depresión, y burn out. Entre 2022 y 2023 creció 94 % el número de asistencias psicológicas telefónicas.

¿Qué hacer? Una de las pocas ventanas de oportunidad tendría que ser la NORMA 035, con la que se busca que las empresas ayuden a sus trabajadores a prevenir riesgos psicosociales, pero es letra muerta, pues no cuenta con contenidos específicos para que los trabajadores sean orientados en materia de salud emocional, lo que ocasiona improvisación y simulación. Además, el enfoque de la NOM es sólo laboral y no contempla al individuo en su conjunto. Yo como promotor de la Agenda ONU en México, he venido proponiendo ante el Poder Legislativo, una Iniciativa de Ley para que, como parte de esta Norma, todas las empresas utilicen un mismo temario y contenido, como las “Habilidades para la Vida” de la OMS y la “Cultura para la Paz” de la ONU, entre otros. Con esa literatura, la NOM35 haría posible prevenir riesgos psicosociales no sólo en el ámbito laboral, sino también familiar y social.

Hemos celebrado foros en el Senado y la Cámara de Diputados, donde legisladores tanto del bloque oficial como del opositor, se han sumado pues no se pretende perjudicar a ningún grupo, no conlleva implicaciones ideológicas o de tipo político. Es cuestión, tan solo, de coadyuvar a revertir el grave deterioro emocional de los mexicanos.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario