LA MUJER EN EL SECTOR AGROALIMENTARIO

98
0
Compartir:


Por Ing. Luis Fernando Haro Encinas

Director General

Consejo Nacional Agropecuario

La mujer es sinónimo de fortaleza, creatividad, perseverancia y resiliencia; a lo largo de la historia han demostrado que su papel en la sociedad es vital para el desarrollo de esta. De acuerdo con datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), en el 2023 la población mundial ascendió a 8,045 millones, correspondiendo el 50.5 % a hombres y 49.5 % a mujeres; México se coloca en la 10a posición mundial con una población de 129 millones, 52 % correspondió a mujeres y 48 % a hombres, porcentajes que se han mantenido estables a lo largo de los años.

El género femenino se ha vuelto partícipe activo en cada uno de los ámbitos productivos y el sector primario no es la excepción; los sistemas agroalimentarios se han convertido en un importante empleador, de acuerdo a la FAO, las mujeres son responsables del 43 % de la mano de obra agrícola a escala mundial; el 21 % de todos los trabajadores en el sector primario de la pesca y la acuicultura son mujeres al igual que casi el 50 % de los trabajadores en toda la cadena de valor acuática (incluidas las pre y postcosecha). En el ámbito agroalimentario las trabajadoras tienen muchas más probabilidades que los hombres de emplearse a tiempo parcial o en posiciones vulnerables, convirtiendo a estas actividades en una de las fuentes de sustento más importantes para las mujeres en muchos países.

Se estima que, en la economía rural, las mujeres tienen una participación mínima en la titularidad de las explotaciones agrícolas (IICA); no más del 20 % del total de la tenencia de la tierra cultivable en el planeta es propiedad de mujeres, mientras que la brecha de rendimiento entre agricultores y agricultoras se sitúa entre un 20 y un 30 %, por no tener acceso a insumos y tecnologías como los tienen los hombres, lo que limita su capacidad de producción.

Las mujeres solo reciben el 10 % de la ayuda total destinada al sector agroalimentario (FAO en ALC América Latina y el Caribe), a la vez que tienen un menor acceso al crédito en comparación con los hombres; más de un millón de usuarias tienen activos, ventas y créditos de 20 a 30 % inferiores a los de los hombres. Se estima que, si tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos que el género masculino, los rendimientos de las cosechas aumentarían hasta un 30 %, lo que ayudaría en la reducción del hambre entre un 12 y 17 %; por lo anterior, es necesario brindar mayor educación, acceso a recursos financieros y conocimientos (el 56 % de los 2 millones de niños en ALC que no asisten a la escuela son niñas) para incrementar el empoderamiento e independencia de las mujeres.

De las féminas que habitan en México, el 78.9 % se ubica en zonas urbanas y el 21.1 % lo hace en zonas rurales. Seis de cada 10 mujeres rurales (62.1 %) se encuentran en situación de pobreza; más de 3 millones son pobres extremos y 5.5 millones pobres moderados. La pobreza extrema en la población femenina es una situación mayormente presente en el ámbito rural, pues en este sector el 35.2 % de las mujeres pobres multidimensionales está en pobreza extrema, mientras en su contraparte urbana, solo 15 de cada 100 mujeres pobres multidimensionales están en pobreza extrema.

Nueve de cada 10 mujeres de localidades rurales tiene por lo menos una carencia social y casi la mitad (46.9 %) tiene al menos tres de ellas; entre estas destaca la carencia por acceso a seguridad social (81.2 %), la carencia por servicios básicos en la vivienda (57.4 %) y la carencia por acceso a la alimentación (31.1 %).

Según datos proporcionados por el Censo Agropecuario 2022, 26,984,247 personas conformaron la mano de obra en las actividades agropecuarias, 84 % correspondió a hombres y 16 % a mujeres, dejando en evidencia que en el sector primario del país la participación de las mujeres en el campo es mínima.

En los últimos 15 años observamos que ha disminuido la intervención de la mujer en las labores agropecuarias y del campo, pasando de 19.7 % en 2007 al 16 % que se mencionó previamente, en 2022. Una de las causas que desalientan la integración de las mujeres a las actividades primarias puede ser la desigualdad en las remuneraciones, ya que, si hablamos de jornales, tenemos que en promedio el jornal para los hombres es un poco más alto que para las mujeres (entre el 10 y 15 %), a nivel nacional. No obstante, se ha visto un incremento de la presencia de mujeres en los procesos de desarrollo, actividades de servicios, comercio, manufacturas, e incluso desde las estructuras de gobierno en los programas de desarrollo, como promotoras de proyectos o como beneficiarias finales de fondos productivos.

Ahora bien, respecto a las acciones que podemos implementar para fortalecer la participación de la mujer en las actividades productivas del país, debemos partir de la identificación y eliminación de las discriminaciones reales que sufren las mujeres del campo; adaptar las condiciones de trabajo a las necesidades de las mujeres, la familia y las unidades de producción; diversificar las opciones profesionales para las familias y las mujeres; alentar su participación en las profesiones relacionadas con la producción de alimentos y fomentar la formación-desarrollo como criterio para la adquisición de conocimientos y desarrollo de habilidades.

La relación entre la mujer y la seguridad alimentaria es crucial, ya que las mujeres desempeñan un papel central en la producción, procesamiento y distribución de alimentos en muchas comunidades alrededor del mundo y hoy por hoy, ya muchas empresas en los diferentes eslabones de la cadena productiva del sector agroalimentario cuentan con Mujeres directivas, en altos cargos y mandos con excelentes resultados.

En el Consejo Nacional Agropecuario reconocemos las capacidades intelectuales y de liderazgo de la mujer y somos firmes impulsores de la igualdad, es por ello que el 50 % de nuestro staff está conformado por el género femenino, y esto no tiene que ver con una política interna, tiene que ver con un tema de capacidades, de experiencia y de preparación; de la misma forma ya varias de las Vicepresidencias de nuestro Consejo Directivo se encuentran encabezadas por directivas de empresas multinacionales y organizaciones muy importantes dentro del sector; en lo que a nosotros respecta, seguiremos luchando por la igualdad y la equidad de género, promoviendo que se otorguen los mismos derechos ante la ley, así como acceso al mismo trato y oportunidades sin considerar las diferencias.

Se requiere de ambos géneros para replantear esquemas que permitan una mayor participación de las mujeres en la economía, y de los hombres en los espacios familiares. Debemos comprender y hacer entender que el desarrollo de las mujeres no implica una competencia contra los hombres.

Este 08 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, sin duda el paso del tiempo, la evolución, el cambio generacional, la apertura, la profesionalización han permitido una participación más activa y proactiva en la vida económica, política y social a nivel internacional y nacional.

La igualdad de género es vital para lograr una sociedad pacífica, que posea pleno potencial humano y sea capaz de desarrollarse de forma sostenible; además, está comprobado que el empoderamiento de las mujeres estimula la productividad y el crecimiento económico de cualquier nación. Como dijo Charles Malik, Expresidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas “La forma más rápida de cambiar la sociedad es movilizar a las mujeres del mundo”.

Alicia Abaroa

Directora Jurídica y de Asuntos Corporativos del área de Responsabilidad Social de Fundación ALPURA

En Alpura, nuestra perspectiva respecto a la salud y la alimentación es la de ser líderes en la promoción de buenos hábitos, por ello nuestra misión empresarial es nutrir en cada etapa de la vida con productos saludables, innovadores y de calidad superior desde nuestros ranchos hasta tu mesa de manera sustentable, excediendo siempre las expectativas de nuestros consumidores, clientes y socios. Contamos para ello con un amplio portafolio de más de 100 productos lácteos, que nos posiciona como una de las empresas más importantes del sector lechero en México.

En Grupo Alpura trabajamos de la mano del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2 de la Organización de las Naciones Unidas, Hambre Cero, en donde buscamos poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular aquellas en situaciones vulnerables, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año. A través de Fundación Alpura apoyamos a las comunidades con iniciativas que buscan mejorar la educación alimentaria y promover estilos de vida saludables, también, fomentamos la donación de alimentos para que más personas puedan acceder a productos altos en valor nutricional promoviendo su salud.

Reconocemos la importancia del liderazgo femenino en la toma de decisiones estratégicas. Hemos implementado políticas y programas para fomentar la participación de las mujeres en roles de liderazgo dentro de la empresa, asegurando que sus voces sean escuchadas en todas las áreas Valoramos la diversidad y la inclusión en nuestras tomas de decisiones para lograr un enfoque más integral y equitativo.

Soy un claro ejemplo del liderazgo femenino en la empresa junto con mis otras dos compañeras directoras de área, en mi rol como Directora de Jurídico y Asuntos Corporativos, tengo a mi cargo el área de Responsabilidad Social y la Fundación Alpura, donde detonamos todos los impactos sociales a través de la Fundación Alpura y el área de RSC con pilares estratégicos alienados a la búsqueda de un mejor país.

En Alpura, estamos comprometidos con la adopción de criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) como marco para nuestras actividades de responsabilidad social y sostenibilidad. Esto implica considerar los impactos ambientales de nuestras operaciones, promover prácticas laborales justas y éticas, así como garantizar una sólida gobernanza corporativa. Las prácticas sostenibles son un factor que fortalece a nuestra empresa, por ello, es indispensable estar a la vanguardia en estos temas, nuestro Modelo de Sostenibilidad está enfocado en 3 ejes:

Social, Ambiental y Económico

De esta manera, nuestra operación está alineada a contribuir con Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU:

Objetivo no. 2 – Hambre Cero

Objetivo no. 8 – Trabajo decente y crecimiento económico

Objetivo no. 12 – Producción y Consumo Responsable

Objetivo no. 17 – Alianzas para lograr los objetivos

También hemos adoptado iniciativas internacionales enfocadas al cuidado y fomento del bienestar animal, la correcta gestión de una proveeduría ética y la adopción de buenas prácticas internacionalmente reconocidas, acciones que nos permiten posicionarnos como referente del sector lácteo en México.

A través de la Fundación Alpura fortalecemos alianzas para implementar programas sociales en los que buscamos crear conciencia a las principales necesidades de las comunidades, mediante acciones sostenibles y de impacto que generan valor.

Por lo que, en Alpura adoptar este tipo de prácticas suman a ser una empresa que contribuye con las necesidades sociales y sostenibles de la comunidad.

Claudia Aguado

Directora de Soriana Fundación

En Organización Soriana trabajamos para generar un cambio positivo en las comunidades de nuestro país, dirigiendo nuestra inversión social en aquellas causas y proyectos que maximicen el impacto en cada uno de nuestros beneficiados, siendo el rubro de Alimentación, uno de los tres ejes que dirigen nuestra estrategia y un componente esencial para garantizar la salud y el bienestar de las generaciones presentes y futuras, así como para preservar los recursos naturales y proteger el medio ambiente.

Como empresa de retail, entendemos nuestra responsabilidad para promover prácticas sostenibles que fomenten la producción y distribución de alimentos saludables, accesibles y respetuosos con el medio ambiente, por lo cual, aprovechamos los excedentes generados en la operación de nuestras tiendas y, en coordinación con Bancos de Alimentos, apoyamos a diferentes organizaciones especializadas, sumando esfuerzos para combatir la pobreza alimentaria y reducir el desperdicio de alimentos en estado de consumo.

En nuestra organización, nuestro consejo directivo ha definido estrategias, que reflejen la identidad que nos caracteriza, promoviendo activamente la igualdad de género y garantizando que las mujeres ocupen roles clave en la toma de decisiones estratégicas que afectan tanto a nuestra empresa, como a las comunidades a las que servimos.

Esto se refleja en nuestro compromiso de fomentar un ambiente inclusivo y equitativo donde todas las voces sean escuchadas y valoradas. Esto se ve proyectado en que hoy la plantilla de Soriana, está conformada en un 50 % mujeres y 50 % hombre.

Además, colaboramos con organizaciones que promueven el liderazgo femenino y brindamos oportunidades de desarrollo profesional y liderazgo para las mujeres tanto dentro de nuestra empresa como en nuestras comunidades. Creemos firmemente que al empoderar a las mujeres y darles un lugar destacado en la toma de decisiones, podemos lograr un impacto aún mayor en la promoción del bienestar social y ambiental.

Como directora de Soriana Fundación, estamos comprometidos con la integración de los criterios en todas nuestras actividades de responsabilidad social y sostenibilidad en el país. Reconocemos la importancia de adoptar un enfoque integral que tenga en cuenta no solo el impacto ambiental de nuestras operaciones, sino también nuestro compromiso con el bienestar social y las mejores prácticas de gobernanza corporativa.

En cuanto a los criterios ambientales, nos esforzamos por implementar prácticas sostenibles en todas nuestras operaciones, desde la gestión de residuos hasta la eficiencia energética y la conservación de recursos naturales. Esto incluye iniciativas como la reducción de plásticos de un solo uso y la promoción de energías renovables.

Trabajamos activamente para promover el bienestar de nuestras comunidades a través de programas de educación, salud y desarrollo comunitario. Nos comprometemos a mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad y a fomentar la inclusión y la equidad.

En cuanto a la gobernanza corporativa, nos regimos bajo los más altos estándares de transparencia, integridad y ética en todas nuestras operaciones. Esto incluye la adopción de políticas y procedimientos claros para garantizar una toma de decisiones responsable y ética.

Sin duda, en Soriana estamos comprometidos a seguir integrándolos en todas nuestras operaciones para generar un impacto positivo en el medio ambiente, en nuestras comunidades y en nuestra empresa.

Laura Bonilla

Presidenta de la Cámara Nacional de la Industria

de Conservas Alimenticias (CANAINCA)

La colaboración entre el gobierno y el sector privado es clave para lograr un equilibrio entre el desarrollo económico y la preservación del medio ambiente.

Desde CANAINCA, nuestra visión sobre la salud y la alimentación se centra en el trabajo conjunto para alcanzar un bien común. Considero fundamental garantizar que la industria alimentaria cumpla un papel crucial de proporcionar alimentos nutritivos y seguros para todos los mexicanos. La acción colectiva con el gobierno, Cámaras Industriales como la nuestra, sociedad civil y otros actores es esencial para potenciar recursos y contribuir al desarrollo del país. Además, mi experiencia en Unilever y en la coordinación del Comité del Codex sobre Etiquetado de los Alimentos me han llevado a conocer la importancia de proporcionar alimentos de calidad a la mesa de los hogares mexicanos.

Se le ha estado dando mayor protagonismo y reconocimiento al liderazgo de las mujeres en la toma de decisiones de gran impacto social y comunitario. A lo largo de mi trayectoria he tenido el privilegio de ser la primera mujer en muchas cosas. Y CANAINCA no es la excepción, lo cual refrenda mi compromiso de abrir camino para otras mujeres, en línea con mi propósito de ser una fuente de inspiración que guíe a más mujeres a conectar con su poder. En la industria, trabajamos para garantizar igualdad de oportunidades y el reconocimiento del liderazgo femenino y a manera de ejemplo, hoy en la Cámara somos 80 % mujeres. La diversidad en la toma de decisiones no sólo es un imperativo ético, sino que también enriquece la capacidad de innovación en la industria.

En CANAINCA, impulsamos la incorporación de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) en nuestra gestión, promoviendo las mejores prácticas entre los asociados y amplificando sus logros en estos temas. Además, como Cámara abogamos siempre por la responsabilidad social y la sustentabilidad en las políticas públicas y en las acciones de las empresas del sector; y como muestra de estas acciones, hemos recibido por tres años consecutivos el premio Ética y Valores de la Industria, que otorga la CONCAMIN.

Norma Flores Berrios

Directora de Cajas y Envases de Chalco S.A. de C.V.

La colaboración entre el gobierno y el sector privado es clave para lograr un equilibrio entre el desarrollo económico y la preservación del medio ambiente.

Por 19 años fui colaboradora de una gran empresa del sector cartón, en donde tuve un crecimiento con obstáculos retos y satisfacciones a la vez que formé una familia y llegaron a mi vida mis hijos.

Aprendí de un sector de hombres en donde me adapté a las diferentes áreas ya que hubo personas que me apoyaron en este camino.

Al mismo tiempo conocí del sector industrial y la relación con clientes de todo tipo, diferenciados a los que hoy les llamamos MIPyMES y las grandes industrias.

Dicen que las oportunidades hay que tomarlas y así fue como se presentó la oportunidad la cual llegó para iniciar una empresa dentro del mismo ramo como algo que en su momento me permitiría administrar mejor mi tiempo y mi familia.

La gran fortaleza de nuestro sector es el reciclaje, en México, así como en gran parte del mundo el cartón proviene de materiales reciclados por lo que no ha dejado de ser la mejor opción de embalaje y almacenamiento.

Desde mi incursión en el mundo del empaque, fue aprender, conocer, relacionarme en un ámbito industrial y de hombres en donde encontré mucho sentido a los valores de familia, respeto a las diferencias, a mi persona, no defraudar a quien confió en mí y cuidar mi salud e integridad.

Poco a poco nos fuimos posicionando en un mercado local, iniciamos un sistema de asegurar los créditos, la relación con los bancos y logramos financiamiento tanto de los proveedores como de las instituciones bancarias de la región.

El personal de la empresa fue evolucionando, y al cabo de dos años, pasamos de una economía incierta, dudas sobre la continuidad del negocio, pérdidas y dedicar jornadas interminables a la producción, a una perspectiva más firme y de planeación de largo plazo.

En este camino, he tenido oportunidad de ser presidente de diferentes asociaciones como, USEM Valle de Toluca, primer presidente mujer de la Asociación de industriales de Chalco, hoy ASIVE A.C., Presidente del sector papel, hoy Vicepresidente de responsabilidad social y desarrollo en Canacintra Nacional y Vicepresidente en responsabilidad social de CONCAEM, así como formar parte de múltiples mesas directivas de estas asociaciones y participar muy activamente en las instituciones de nivel medio y medio superior de la región siendo nuestras empresas de puertas abiertas a los estudiantes que cursan sus estadías y servicios sociales.

Desde 2019 recibimos el distintivo de empresa socialmente responsable (ESR) que otorga el Cemefi, por la permanente implementación de buenas prácticas entre nuestro ámbito.

Esto no habría podido ser sin la incorporación de Eder y Steffani, mis hijos, que a través del tiempo han asumido puestos clave dentro de las empresas, ahora dos y que comparten la vocación empresarial, así como el respeto y compromiso hacia la sociedad.

Un mensaje para las mujeres que lean estas líneas… La vida está llena de oportunidades, estar en el aquí y ahora, enfocadas en su preparación, su plan de vida, participar activamente en todo lo que les interese es una gran fortaleza, observar los retos, reconocer las derrotas, apoyarse en quién te ama, siempre renovarse, no tener miedo a lo desconocido, investigar, re aprender, y compartir conocimientos siempre serán el motor del éxito.

Macarena Hernández Márquez

Directora General del COMECARNE.

En el Consejo Mexicano de la Carne (COMECARNE) abordamos el tema de salud de manera integral con el concepto de “Una sola Salud”, reconociendo la profunda relación que existe entre la salud de los humanos, la de los animales y el cuidado al medio ambiente.

“Una sola salud” está asociada a una alimentación que promueve la colaboración entre actores y profesionales de la salud humana, veterinaria, ambiental, agrícola, productores e industria para abordar los desafíos del presente y futuro de manera integral.

Nuestro mayor reto es garantizar el abasto de productos cárnicos de calidad, inocuos y saludables para una población global que crece día a día.

Sin duda, mi visión como directora general al coordinar a la membresía del Consejo está alineada a la propia misión de este organismo: “Fomentar el desarrollo de la competitividad del sector cárnico en nuestro país e influir positivamente en la salud del consumidor, promoviendo el consumo de la proteína cárnica como parte de una dieta balanceada”.

Cada vez más mujeres ocupan puestos clave en el COMECARNE. En el 2012 tuve el honor de ser la primer directora mujer del organismo y en 2017 tuvimos a la primera mujer presidenta del COMECARNE para el periodo del 2017 al 2021.

Hoy contamos con tres vicepresidentas, mujeres que coordinan algunas de las líneas estratégicas de la organización con temas de vital importancia e impacto social para el sector cárnico como es normatividad, sustentabilidad, vinculación académica y posicionamiento de la proteína cárnica.

En el COMECARNE somos conscientes de la relevancia de los criterios ASG para el sector por eso hemos llevado a cabo una campaña de comunicación centrada en estrategias que fomenten una visión hacia la sostenibilidad. Además, hemos promovido un diagnóstico de sustentabilidad para nuestra membresía y nos encontramos inmersos en un proceso de capacitación y sensibilización sobre la importancia de estos criterios y cómo incorporarlos en nuestras operaciones diarias.

Para el Consejo es importante incluir líneas estratégicas que guíen nuestras actividades diarias, entre ellas la de participar y fortalecer el marco regulatorio, fomentar el desarrollo de la proveeduría nacional, al tiempo de contar con una perspectiva de impacto social. Por ejemplo, el año pasado firmamos un convenio de colaboración con la Red de Bancos de Alimentos de México (RedBAMX) para promover en la membresía la implementación de prácticas para reducir la pérdida y desperdicio de alimentos.

Martha Herrera González

Secretaria de Igualdad e Inclusión del Gobierno de Nuevo León con licencia y candidata al Senado de la República por su estado.

HAMBRE CERO NUEVO LEÓN, UNA APUESTA EN LA CONSTRUCCIÓN DEL FUTURO

Erradicar el hambre es uno de los grandes desafíos de nuestro estado, de México y del mundo, ante el cual no hemos permanecido indiferentes. Como gobierno, acompañamos y fortalecimos Hambre Cero Nuevo León, estrategia transversal e intersectorial, que promueve políticas sostenibles de inclusión y prosperidad para las personas y las familias.

Al incorporar la Vía Alimentación de la Nueva Ruta a nuestro sistema de protección social fortalecimos este modelo transformador que involucra a más de 200 aliados de gobiernos, iniciativa privada, organizaciones de la sociedad civil, academia y al Consejo Nuevo León, en tres pilares fundamentales:

1) Reducción de pérdidas y desperdicios;

2) ayuda y orientación alimentaria, y

3) autosuficiencia alimentaria de personas en edad productiva.

A través de esta estrategia, acompañamos a más de 290 mil personas, quienes pueden llevar a su mesa alimentos suficientes y nutritivos. Recuperamos 8 mil toneladas de alimentos en buen estado, a través del banco de alimentos; distribuimos desayunos y paquetes alimentarios a escuelas de tiempo completo; entregamos suplementos nutricionales a personas adultas mayores, e impulsamos a 6 mil emprendedores mediante 17.5 mil microcréditos, además de apoyos puntuales a jornaleros y acciones para el campo con el objetivo de avanzar en la autosuficiencia.

Hambre Cero Nuevo León garantiza el derecho a la alimentación y empodera a las mujeres. Incentivamos su participación en los programas “Nuevos Caminos” y “Primeros 1000 días de vida”, para que generen ingresos y reciban orientación para el óptimo desarrollo de sus hijas e hijos. Desde la presidencia del Comité Interinstitucional Hambre Cero, máximo órgano de gobernanza, pude compartir aprendizajes con otras mujeres, quienes ocupan el 72 % de las posiciones de liderazgo en los Comités Técnicos.

Abatir el hambre es una prioridad en Nuevo León; por eso, alineamos nuestros esfuerzos a la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU, e incorporamos los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), con los aliados que se han sumado a esta causa. Además, en este acompañamiento, junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se publicará este año el estudio “Pérdidas y Desperdicios de Alimentos en el estado”.

En Nuevo León le apostamos al bienestar de la gente y a la construcción de un futuro sostenible para las niñas, los niños y las juventudes, por lo que no descansaremos hasta ser el primer estado en levantar bandera blanca en la erradicación del hambre y ser una referencia nacional e internacional en la cultura contra el desperdicio de alimentos. Sólo así haremos que Nuevo León sea el mejor lugar para nacer, crecer, educarse y vivir para todas las personas, sin excepción.

Mariana Jiménez

Directora General Red BAMX

SISTEMAS ALIMENTARIOS, CAMBIO CLIMÁTICO Y HAMBRE CON ROSTRO DE MUJER.

El mundo se enfrenta a una doble crisis de cambio climático e inseguridad alimentaria. Estas crisis están estrechamente vinculadas, por un lado, el cambio climático altera las cadenas de suministro de alimentos y amenaza la seguridad alimentaria y a su vez, el sistema alimentario contribuye a las emisiones que están provocando un cambio climático cada vez mayor.

El cambio climático está obligando a las personas a abandonar sus hogares, llevando la pobreza extrema a comunidades que ya son vulnerables y convirtiéndose en un importante factor de inseguridad alimentaria. Al mismo tiempo, nuestros sistemas alimentarios representan un tercio de las emisiones globales.

Los desastres naturales son cada vez más frecuentes e intensos y amenazan de manera significativa la seguridad alimentaria de las personas más vulnerables que por cierto son las que menos contaminan.

La transformación de los sistemas alimentarios, desde la producción, la distribución y hasta, el consumo así como la prevención de la pérdida y desperdicio de alimentos hoy están en la agenda climática global como una estrategia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el hambre en el mundo

En México los datos nos dejan ver que las acciones para asegurar sistemas alimentarios sostenibles y resilientes resultan prioritarios para prevenir y revertir la doble crisis medio ambiental y de seguridad alimentaria. Por ello la Red de Bancos de Alimentos de México, Red BAMX, destaca la importancia de recuperar los excedentes de alimentos, redistribuirlos entre las comunidades e instituciones que enfrentan inseguridad alimentaria y evitar que terminen en vertederos y emitan gases de efecto invernadero. Hoy, en un país que produce suficiente comida para toda su población, cerca de 24 millones de toneladas de alimentos aprovechables terminan en la basura convertidas en residuos orgánicos que generan más de 16 millones de toneladas de Co2eq, más de 40 millones de mexicanos viven con algún nivel de inseguridad alimentaria de los cuales, la mayoría son mujeres.

Fue no hace muchos años que en Naciones Unidas se mencionó que el hambre tiene cara de mujer. Ella es la que produce, es la que prepara, y también es la última de su familia en alimentarse; si es que se alimenta. En América Latina, las mujeres sufren el doble de hambre y desempleo que los hombres y las niñas son las últimas en volver a la escuela cuando logran volver. Globalmente dos terceras partes de las personas que pasan hambre son mujeres. La brecha del hambre entre mujeres y hombres es de 8.4 veces mayor de lo que era en 2018. Son también las mujeres las que están asumiendo un rol de liderazgo en las comunidades atendidas por los 57 bancos de alimentos de la Red BAMX. 95 % de las líderes comunitarias de la Red ponen manos y corazón para distribuir 150 mil toneladas de alimentos a cerca de 2 millones de personas que vive en carencia alimentaria de las cuales el 53 % también son mujeres impulsando no solo la transformación y el desarrollo al interior de sus familias, también transformando sus comunidades.

Las empresas aliadas a la Red BAMX que han adoptado la donación como una estrategia responsable y sostenible de canalización de excedentes alimentarios, hoy no solo están contribuyendo a la transformación de los sistemas alimentarios y su impacto medio ambiental, también, están contribuyendo a transformar el rostro del hambre en México.

Sandra Piña

Vicepresidencia de Insumos Estratégicos, Tecnología e Innovación en el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) desde 2021, Líder de Asuntos Gubernamentales e Industriales para Corteva Agriscience

Los principales logros durante esta gestión han sido atender las inquietudes de la membresía para asegurar que estos insumos y la innovación tecnológica sigan llegando a los productores de nuestro país, lo cual tiene beneficios para el campo y todos los mexicanos. Esto se ha logrado a través del acercamiento con autoridades y legisladores para informarlos y sensibilizarlos sobre la importancia de tener acceso a las tecnologías, contar con políticas y marcos regulatorios claros, basado en ciencia, que brinden certidumbre jurídica a todas las cadenas agroalimentarias.

Me siento muy orgullosa de servir como un vínculo para que los agricultores y ganaderos tengan voz y a la vez los apoyemos a que tengan accesos a la innovación tecnológica.

Afortunadamente, ahora somos más mujeres las que participamos activamente desde posiciones de liderazgo dentro del CNA y esto ha sido gracias al apoyo decidido de nuestro Presidente, el licenciado Juan Cortina Gallardo y nuestro Director Ejecutivo, Ing. Luis Fernando Haro, así como el resto de los compañeros en otras Vicepresidencias.

En el caso de Corteva Agriscience, el tema de Diversidad, Inclusión y Equidad forma parte de nuestra cultura y valores corporativos; estamos trabajando para que nuestra fuerza laboral en oficinas y campo tenga mayor representación femenina. Viendo más allá, también estamos llevando el mensaje con los productores del campo sobre la importancia de tener una fuerza de trabajo que incluya diversidad de género, diferentes orígenes nacionales y étnicos, razas, identidades, orientación sexual y expresiones de género, edades, limitaciones físicas y religiones, etc., todo esto para que juntos trabajemos por un campo más productivo y a su vez mejorar la calidad de vida y bienestar de los que viven de la agricultura.

La tendencia global actual en la cadena de valor agroalimentaria implica la integración de criterios ASG para equilibrar la producción de alimentos con la sostenibilidad ambiental, el impacto social y una gobernanza efectiva; con el objetivo para hacer frente a los desafíos globales y las exigencias de los mercados. Esto se logra mediante el desarrollo continuo de nuevas tecnologías y prácticas que permiten a los agricultores producir más con menos recursos, protegiendo así al medio ambiente.

Las empresas de agro insumos, como Corteva Agriscience, estamos integrando estos criterios a través de prácticas agrícolas regenerativas, la promoción de la biodiversidad y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. En nuestro caso particular, estamos desarrollando productos y soluciones basadas en la ciencia para abordar desafíos ambientales, económicos y sociales, como mejoramiento de semillas híbridas que sean resistentes al clima y enfermedades y el desarrollo de productos de protección de cultivos que sean más verdes.

Adicionalmente, vemos que cada día más integrantes de la cadena agroalimentaria está escuchando la necesidad de su cliente y su entorno, adoptando innovaciones tecnológicas y prácticas que les permitan ser más productivos, haciendo un uso eficiente de los recursos naturales a través de prácticas responsables sobre la gestión de recursos naturales; prestando atención a la dimensión social, concretamente a los derechos humanos, las normas laborales, la diversidad, la inclusión y equidad, y las relaciones con la sociedad y las comunidades locales. Asimismo, en el tema de gobernanza se está buscando el buen gobierno de la empresa, asegurando ética empresarial, la lucha contra la corrupción, la acción colectiva y la transparencia en la toma de decisiones.

Carmen Robles Beistegui

Directora de Fundación Herdez A.C.

Una buena salud se debe en gran parte

a una nutrición adecuada.

Para lograrlo, es indispensable que se lleve una dieta apropiada, que incluya todos los grupos de alimentos con base en las necesidades individuales y optando por un balance que sea sostenible.

Uno de los objetivos de Fundación Herdez es la educación alimentaria, por lo que nos enfocamos en que todos los que nos visiten, en cualquiera de nuestras 2 sedes, adquieran la información necesaria. Desde el 2021, como directora de la Fundación, hemos creado programas para acercarnos a las familias con infancias, impulsando el aprendizaje de los alimentos y las bases de una buena nutrición, por lo cual nos hemos preocupado en desarrollar actividades para que se relacionen con los ingredientes de los grupos del Plato del Bien Comer.

Si bien el protagonismo de mujeres en puestos de liderazgo ha ido en aumento -de acuerdo con el estudio “Board Monitor México 2022” su presencia en las juntas directivas incrementó, en el 2020 fue del 33 % y en 2022, 37 %-, podemos observar que existe mucho trabajo para lograr la paridad.

Creemos que desde nuestra trinchera se puede aportar bastante. En el caso de Fundación, llevando la batuta, hemos impulsado el liderazgo de mujeres, trabajando con un equipo que está conformado en su mayoría por ellas.

La toma de decisiones no es únicamente en el ambiente corporativo, en muchos hogares mexicanos son ellas quienes se encargan de la alimentación familiar: planean menús, realizan las compras y cocinan, por lo que nos dirigimos a ellas para difundir el conocimiento de una alimentación sana, incentivando mejores decisiones de consumo.

La Fundación Herdez está alineada con el ODS 2: Hambre 0, impactando en diversas aristas, tales como la educación alimentaria, así como la entrega de despensas en poblaciones vulnerables. Del mismo modo, seguimos los lineamientos de los Objetivos a los que contribuye tanto Grupo Herdez como compañía y las marcas de su portafolio. Desde 2022 el Grupo forma parte del programa Pacto por la Comida de la red BAMX y hemos participado en talleres de la iniciativa Comer en familia donde concientizamos sobre la importancia de planificar las comidas, para evitar el desperdicio alimentario.

Finalmente, a través de iniciativas como el Huerto educativo, talleres en Casa Doña María Pons, sede de la Fundación Herdez en San Luis Potosí, así como en la principal en CDMX, se busca concientizar sobre la sostenibilidad en el ámbito alimentario, difundiendo buenas prácticas que pueden replicarse.

Carmen Robles Beistegui

Directora de Fundación Herdez A.C.

Una buena salud se debe en gran parte

a una nutrición adecuada.

Para lograrlo, es indispensable que se lleve una dieta apropiada, que incluya todos los grupos de alimentos con base en las necesidades individuales y optando por un balance que sea sostenible.

Uno de los objetivos de Fundación Herdez es la educación alimentaria, por lo que nos enfocamos en que todos los que nos visiten, en cualquiera de nuestras 2 sedes, adquieran la información necesaria. Desde el 2021, como directora de la Fundación, hemos creado programas para acercarnos a las familias con infancias, impulsando el aprendizaje de los alimentos y las bases de una buena nutrición, por lo cual nos hemos preocupado en desarrollar actividades para que se relacionen con los ingredientes de los grupos del Plato del Bien Comer.

Si bien el protagonismo de mujeres en puestos de liderazgo ha ido en aumento -de acuerdo con el estudio “Board Monitor México 2022” su presencia en las juntas directivas incrementó, en el 2020 fue del 33 % y en 2022, 37 %-, podemos observar que existe mucho trabajo para lograr la paridad.

Creemos que desde nuestra trinchera se puede aportar bastante. En el caso de Fundación, llevando la batuta, hemos impulsado el liderazgo de mujeres, trabajando con un equipo que está conformado en su mayoría por ellas.

La toma de decisiones no es únicamente en el ambiente corporativo, en muchos hogares mexicanos son ellas quienes se encargan de la alimentación familiar: planean menús, realizan las compras y cocinan, por lo que nos dirigimos a ellas para difundir el conocimiento de una alimentación sana, incentivando mejores decisiones de consumo.

La Fundación Herdez está alineada con el ODS 2: Hambre 0, impactando en diversas aristas, tales como la educación alimentaria, así como la entrega de despensas en poblaciones vulnerables. Del mismo modo, seguimos los lineamientos de los Objetivos a los que contribuye tanto Grupo Herdez como compañía y las marcas de su portafolio. Desde 2022 el Grupo forma parte del programa Pacto por la Comida de la red BAMX y hemos participado en talleres de la iniciativa Comer en familia donde concientizamos sobre la importancia de planificar las comidas, para evitar el desperdicio alimentario.

Finalmente, a través de iniciativas como el Huerto educativo, talleres en Casa Doña María Pons, sede de la Fundación Herdez en San Luis Potosí, así como en la principal en CDMX, se busca concientizar sobre la sostenibilidad en el ámbito alimentario, difundiendo buenas prácticas que pueden replicarse.

Esther Rocha

Directora de Mercadotecnia para la Unidad de Negocio

Nutrition México Unilever

En la Unidad de Negocio Nutrition México, tenemos la visión de ser una fuerza para el bien en alimentos, y generar cambios que fomenten el bienestar y la salud de la gente, teniendo en cuenta los desafíos alimenticios, como asegurar el acceso a una buena alimentación ante el aumento de la población, que hacia el 2050 se estima que ascenderá a 9 mil millones de personas.

En Unilever Nutrition buscamos ayudar a las personas a transitar hacia dietas más saludables, accesibles y que ayuden a reducir el impacto ambiental de la cadena alimentaria, con acciones que nos permitan: reducir a la mitad el desperdicio de alimentos en nuestras operaciones directas, duplicar el número de productos que ofrecen una nutrición positiva y continuar reduciendo las calorías, la sal y el azúcar en nuestros productos.

Nos hemos ganado mayor protagonismo y reconocimiento del liderazgo como mujeres, en la toma de decisiones de gran impacto social y nutrimental eliminando estereotipos y roles de género, para crear más oportunidades para otras mujeres. Tengo la fortuna de trabajar en una empresa comprometida por crear y promover espacios en los que se impulsa el talento, sin importar su género. Y como líder, también tengo la convicción de hacer que otras mujeres y colaboradores puedan desarrollarse.

Fuimos pioneros en alcanzar el balance de género (50/50) en puestos gerenciales y directivos desde 2018, además, de la implementación en líneas de producción 100 % operadas por mujeres en nuestra fábrica de alimentos y fomentando la inclusión de mujeres en diversas áreas.

Incorporamos los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) con la sustentabilidad en el centro de nuestras operaciones, y tenemos acciones para abordar problemáticas como el cambio climático, el manejo de residuos plásticos y la transición hacia modelos de agricultura regenerativa.

Dentro de nuestros avances: el 80 % de nuestras principales materias primas provienen de fuentes sustentables, incluyendo el 94 % de nuestros 13 principales vegetales que usamos en nuestras sopas y caldos. Esto gracias a que hemos desarrollado e implementado políticas que abordan los riesgos sociales y medioambientales de la cadena de suministro, como es nuestro Código de Agricultura Sustentable, así como los Principios y Prácticas de Agricultura Regenerativa. Un sistema alimentario sustentable, implica otros aspectos como la energía, el agua y otros recursos naturales utilizados cuando los alimentos se transportan, almacenan y consumen, por lo que estamos trabajando en la mejora de nuestros procesos y en toda la cadena de valor porque es un hecho que la agricultura, la alimentación y el medio ambiente están totalmente interconectados.

Laura Tamayo

Vicepresidenta de Comunicaciones en el Consejo Nacional Agropecuario (CNA)

En el Consejo Nacional Agropecuario soy vicepresidenta de Comunicaciones. Mi tarea consiste en acercar la realidad del campo a la ciudad, mostrando el arduo trabajo necesario para llevar alimentos accesibles, limpios y saludables a todas las mesas mexicanas. Considero este cargo como un honor y una responsabilidad crucial, ya que todos dependemos de la comida diaria para vivir, pero a menudo desconocemos los procesos involucrados en su producción. Mi labor es compartir estas historias y promover un mayor entendimiento sobre el campo mexicano.

Creo que uno de mis logros más destacados ha sido ser la primera mujer en ocupar una vicepresidencia en el Consejo Nacional Agropecuario. Este hito es importante porque resalta el papel vital de las mujeres en el campo, equiparando su importancia con la de los hombres. Además, desde que asumí este cargo, hemos trabajado para desarrollar una comunicación más integral, utilizando diversos medios y redes sociales para contar la historia del campo de manera efectiva. Nuestro enfoque principal ha sido generar una narrativa que promueva una mayor conexión entre el campo y la ciudad.

El Consejo Nacional Agropecuario reconoce la significativa presencia de mujeres en el sector, tanto en las comunidades rurales como en las cooperativas agropecuarias. Esto se refleja en la promoción de mujeres a roles de liderazgo, como se evidencia en los últimos dos presidentes, incluyendo al actual presidente, Juan Cortina.

Con relación a mi trabajo en Bayer, estoy orgullosa de trabajar en una empresa que valora la inclusión y la diversidad como ejes fundamentales para su éxito. Entendemos que la innovación surge de entornos diversos e inclusivos, donde se confrontan ideas diferentes. Por ello promovemos la presencia de mujeres y personas de diversos orígenes en la toma de decisiones. Además, reconocemos que la población en nuestro país está compuesta en su mayoría por mujeres, por lo que reflejar esta diversidad en nuestra empresa es esencial para aprovechar todo el talento disponible. La verdadera generación de valor proviene de la colaboración de personas diversas, incluidas las mujeres destacadas que forman parte de nuestra compañía en Bayer.

En el CNA, trabajamos en estrecha colaboración con nuestros miembros y socios para fomentar prácticas agrícolas y ganaderas que sean respetuosas con el medio ambiente, socialmente justas y que promuevan la buena gobernanza.

En Bayer, estamos comprometidos con la integración de estos criterios en toda nuestra cadena de valor agroalimentaria como parte fundamental de nuestra estrategia de sustentabilidad.

Para lograr esto, hemos implementado una serie de iniciativas y estrategias en nuestras operaciones y decisiones comerciales. Nos esforzamos por promover prácticas agrícolas sostenibles que respeten el medio ambiente y contribuyan a la seguridad alimentaria. Esto implica el uso responsable de los recursos naturales, la adopción de tecnologías y métodos de producción más sostenibles, y el respeto de los derechos humanos y laborales en toda nuestra cadena de suministro.

Conscientes de que nuestra contribución es clave para generar un impacto positivo en todos los ámbitos en los que estamos presentes, abordamos estos retos con ilusión y responsabilidad, comprometidos a seguir trabajando en esta dirección para contribuir a un futuro más sostenible y equitativo para todos.

Patricia Toledo

Directora de Sostenibilidad y Asuntos Corporativos de Syngenta para Latinoamérica Norte,Vicepresidenta de Sustentabilidad y Responsabilidad Social del Consejo Nacional  Agropecuario (CNA)

He asumido el papel de agente de cambio para lograr, desde cada una de mis responsabilidades el impulso necesario en el sector para la transformación sostenible en la producción, distribución y consumo de alimentos.

Desde la Vicepresidencia de Sostenibilidad del CNA, estamos enfocados en contribuir con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), planteados por la ONU y promover el desarrollo sostenible de nuestro país. Actualmente, el CNA representa el 85 % del PIB agroalimentario, por lo que el despliegue de una agenda y un foco en el sector que impulse el desarrollo sostenible en México es vital y una responsabilidad que abrazamos y hacemos realidad. Los dos temas clave que ocupan nuestra agenda: impulsar la transformación del sector agropecuario y el cumplimiento de los ODS, a través de las buenas prácticas y contribuciones que realizan cada uno de los miembros en sus subsectores y la innovación y el uso de tecnologías y procesos que sean respetuosos con el medio ambiente. Ambos, buscan lograr un campo competitivo y a la altura de las expectativas de las generaciones por venir. 

Desde Syngenta, se evidencia y reconoce el impulso significativo a la contribución de la mujer para asegurar que la vinculación con la sostenibilidad se da en todas las áreas y a todos los niveles y que la entendemos e implementamos de manera integral.

Hoy, contamos con 50 % de mujeres en todos los equipos de liderazgo y estamos comprometidos con la Diversidad, Equidad e Inclusión, que son dos componentes indispensables. Las mujeres en Syngenta, estamos empoderadas, lideramos equipos y desempeñamos un papel crucial para alcanzar los objetivos organizacionales. En los equipos de liderazgo de Syngenta la toma de decisiones está basada en los escenarios y propuestas pensando en el agricultor, independientemente del género de quienes conformamos el comité directivo. Creo que aquí cabe hacer una reflexión a nivel sectorial, es decir, plantearnos en conjunto una ruta para dar mayor reconocimiento y empoderamiento a la mujer rural y en roles estratégicos de los sistemas productivos.

Como un país en el que el sector agroalimentario es protagónico y representa casi el 9 % de la economía, como el décimo segundo productor de alimentos en el mundo y como una potencia agroexportadora, sabemos que México tiene un papel preponderante en este camino de transformación estratégica y cumplimiento de los ODS. Desde la Vicepresidencia de Sustentabilidad y Responsabilidad Social, destacamos con orgullo el 71.42 % de cumplimiento por parte de nuestra membresía, porcentaje superior a la media del país.

En el CNA hemos establecido una ruta crítica para priorizar la atención en cerrar las brechas de los ODS que impactamos más directamente, y hacer un esfuerzo común en los diferentes subsectores que integran el consejo.

Este es un esfuerzo multidimensional, que nos convoca a todos. Por eso en Syngenta la sostenibilidad está en el centro de la estrategia de negocio y la estrategia se define al más alto nivel. Esta gobernanza nos permite tener un norte claro sobre la estrategia macro y contamos con comités que nos ayudan a aterrizar esta estrategia en objetivos claros.

Como miembros de la cadena de valor, nos mantenemos en permanente contacto con el productor para escuchar su experiencia y preocupaciones a fin de aprender de ellos y, entender cómo podemos apoyar a la industria con la mejor tecnología garantizando la seguridad alimentaria en el presente y en el futuro.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario