La vaquita marina: la víctima casi extinta de la cacería y el cambio climático

1030
0
Compartir:


La vaquita marina es una pequeña marsopa que habita en el Golfo de California y el Mar de Cortés de México, que desafortunadamente se encuentra cerca de la extinción. El cambio climático y la pesca comercial son los factores principales de su declive; las aletas de este animal han tenido una gran demanda en el mercado asiático, por lo cual, durante muchas décadas fue víctima de una cacería desmedida.

La vaquita marina

Este simpático mamífero marino desde hace años se encuentra amenazado por diversos factores, entre ellos el cambio climático.

En el año 2006, su población se calculaba en unos 100 ejemplares a nivel mundial. Actualmente, sólo quedan unas 10, situadas en su único hábitat, el Golfo de California, México.

La principal razón del descenso de la población de esta especie se debe a la pesca, ya que son atrapadas en las redes de los pescadores con mayor facilidad que otros mamíferos marinos.

Además de ser capturadas por redes de pesca, también se ha especulado con la posibilidad de que sean cazadas por su carne. Lo que además de ser una práctica horrible, está conduciendo a su extinción. Tenemos que hacer algo para ayudar a estos delfines a sobrevivir.

Factores que amenazan a la vaquita marina

La vaquita marina, Actualmente está clasificada como en peligro crítico por la UICN, lo que significa que su población ha disminuido más del 50% desde finales de los años 70 y se prevé que disminuya aún más. Las principales amenazas para la vaquita son la pesca y el cambio climático.

La pesca de vaqueros (un tipo de pez de caza mayor) ha sido una de las principales amenazas para la vaquita durante muchos años. Estos peces nadan muy cerca unos de otros, por lo que es muy fácil capturarlos a todos. Además, los vertidos de petróleo y otros tipos de contaminación también suponen una grave amenaza para el medio ambiente y la salud de la vaquita. El cambio climático también es una gran amenaza para la vaquita. A medida que el nivel del mar suba, aumentará la intrusión de agua salada en los hábitats, lo que provocará un aumento de la erosión y las inundaciones. Esto dañará hábitats vitales y matará a muchos de los animales que viven allí. Si no se hace nada para hacer frente al cambio climático, la vaquita marina puede llegar a su extinción total.

Las soluciones para salvar a la vaquita

Ante este panorama, el gobierno mexicano ha anunciado que pondrá en marcha un programa de cría en cautividad para intentar salvar a la vaquita.

Hay una serie de soluciones que podemos aplicar para ayudar a salvar a la vaquita. En primer lugar, tenemos que reducir nuestras emisiones de carbono. Podemos hacerlo cambiando nuestras fuentes de energía, promoviendo la energía renovable y modernizando nuestros edificios. En segundo lugar, tenemos que detener la pesca furtiva. Si se aplican las leyes y sanciones contra este delito y las personas denuncian esas prácticas ante las autoridades competentes se podrá reducir la pesca ilegal. De esa manera se puede ayudar a proteger a la vaquita de la extinción. En tercer lugar, es necesario establecer áreas protegidas para la Vaquita. Estas áreas podrían crearse construyendo barreras a lo largo de las costas o creando reservas en aguas profundas. Por último, es necesario promover la información y educación entre la población sobre la importancia de la Vaquita y cómo pueden ayudar a protegerla.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario