Shell refuerza su estrategia de transición energética con inversiones millonarias en soluciones de bajo carbono

52
0
Compartir:


Shell ha anunciado su compromiso continuo para reducir a la mitad las emisiones de sus operaciones para 2030 en comparación con las cifras de 2016, logrando más del 60% de este objetivo al finalizar el 2023. Además, la compañía ha disminuido en un 6.3% la intensidad de carbono de los productos energéticos que vende, marcando el tercer año consecutivo en alcanzar esta meta. Para avanzar en la descarbonización del sector del transporte, Shell se ha propuesto un nuevo objetivo de reducir las emisiones de los clientes derivadas del uso de sus productos petrolíferos en un 15-20% para 2030 en comparación con 2021.

Shell confirmó que invertirá entre $10-15 mil millones de dólares en soluciones de energía de bajo carbono entre 2023 y finales de 2025, posicionándose como un inversor significativo en la transición energética. La estrategia de transición energética de Shell, presentada por primera vez desde el lanzamiento de su estrategia Powering Progress en 2021, se enfoca en entregar “menos emisiones” manteniendo el valor para sus accionistas.

La compañía tiene como objetivo alcanzar cero emisiones netas para 2050 en todas sus operaciones y productos energéticos, apoyando el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales. Shell ve su estrategia como un apoyo a una transición ordenada y equilibrada lejos de los combustibles fósiles hacia soluciones de energía de bajo carbono, asegurando suministros de energía seguros y asequibles.

Wael Sawan, CEO de Shell, destacó el rol vital de Shell en proveer la energía que el mundo necesita hoy y en ayudar a construir el sistema de energía de bajo carbono del futuro. La compañía planea expandir su negocio líder en gas natural licuado (GNL) con menor intensidad de carbono, reducir emisiones de la producción de petróleo y gas, y aumentar la venta de soluciones de energía de bajo carbono.

Shell ha realizado progresos significativos hacia sus objetivos climáticos, superando las metas establecidas por los firmantes de la Carta de Desinversión de Petróleo y Gas acordada en la COP28. Además, la compañía ha liderado la industria en la reducción de emisiones de metano y ha contribuido al Fondo Global de Reducción de Flareo y Metano del Banco Mundial.

La transición hacia un futuro de neto cero también incluye una inversión sustancial en soluciones de energía de bajo carbono, con $5.6 mil millones de dólares invertidos en 2023 en soluciones como la carga de vehículos eléctricos, biocombustibles, energía renovable, hidrógeno y captura y almacenamiento de carbono. Shell apuesta por escalar nuevas tecnologías para hacerlas una opción asequible para sus clientes y se enfoca en la promoción de políticas que apoyen las ambiciones netas cero nacionales, incluyendo la fijación de precios del carbono.

Este anuncio subraya el compromiso de Shell con una transición energética responsable, apoyando esfuerzos globales para combatir el cambio climático y avanzar hacia un futuro energético sostenible.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario