Unilever se desprende de su emblemático negocio de helados para potenciar su crecimiento

288
0
Compartir:


Unilever, la multinacional británica conocida por su diversa gama de productos de consumo, anunció la separación de su lucrativo negocio de helados, que incluye marcas icónicas como Ben&Jerry’s, Magnum y Cornetto. La decisión forma parte de un ambicioso plan de acción de crecimiento que también contempla la eliminación de aproximadamente 7,500 puestos de trabajo a nivel mundial en los próximos tres años, con el objetivo de economizar 684 millones de libras esterlinas (869 millones de dólares).

El anuncio fue realizado desde su sede en Londres, destacando que la división de helados, responsable de una facturación global de 7.900 millones de euros (8.600 millones de dólares) en 2022, operará de manera independiente con sus propias cadenas de suministro, instalaciones de producción y unidades logísticas. Este proceso de segregación está programado para completarse hacia finales de 2025, buscando “maximizar los beneficios para los accionistas”, según indica el comunicado de la empresa.

Detalles del Plan de Separación y Reestructuración

Unilever ha identificado que su segmento de helados posee un “gran potencial” por sí solo, albergando cinco de las diez marcas más vendidas a nivel mundial. La independización de este negocio permitirá una gestión más focalizada y podría impulsar la innovación y eficiencia en el mercado global de helados.

Paralelamente, los recortes laborales anunciados son parte de una extensa reestructuración bajo la dirección de Hein Schumacher, quien asumió como consejero delegado el año pasado. Schumacher ha expresado su descontento con los resultados financieros del grupo en 2023, describiéndolos como “decepcionantes”. El plan no solo busca reducir costos, sino también simplificar operaciones para “hacer menos cosas mejor”, con un enfoque en la inversión tecnológica que promueva una mayor productividad.

Impacto en la Fuerza Laboral y Compromisos Futuros

Con sede principal en el céntrico barrio de Victoria en Londres y una fuerza laboral global que asciende a 128,000 empleados, los cambios en Unilever tendrán un alcance considerable. El proceso de reestructuración incluirá una revisión profunda de sus actividades administrativas y operacionales a nivel global.

Este nuevo rumbo para Unilever refleja una tendencia creciente entre las grandes corporaciones de escindir unidades de negocio rentables para agilizar operaciones y potenciar el crecimiento. Al separar su negocio de helados, Unilever no solo espera fortalecer su estructura corporativa, sino también ofrecer un valor añadido a sus accionistas y mejorar su posición competitiva en el mercado internacional.

La firma reitera su compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad social, asegurando que todas las decisiones futuras seguirán alineadas con estos principios fundamentales.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario