HABLEMOS DE REPUTACIÓN

165
0
Compartir:


Por Itzel Torres

Directora General de Merco México

Hacer empresas más responsables hacen un país mejor, hacer empresas más reputadas es hacer crecer un país y darle un centro de atención.

La reputación no es el buen comportamiento de las empresas, la reputación es el reconocimiento del buen comportamiento

La reputación corporativa es el recurso intangible más valioso que se genera a lo largo de los años: nuestro capital social, una de las principales palancas de creación de valor y rentabilidad sostenida. Es además un escudo ante las crisis y un acelerante para la recuperación: la ‘resiliencia organizacional’. El buen comportamiento no lo convertimos en valor mientras no consigamos que sea reconocido en el entorno de la empresa, si no, es mera gestión. Cuando conseguimos dicho reconocimiento estamos generando un activo de infinito valor que es la confianza.

¿A que nos referimos con el buen comportamiento? Simplemente a cumplir con los compromisos de desempeño contraídos con nuestros stakeholders. Pero cada grupo de interés tienes sus propias expectativas con el desempeño corporativo: Clientes una calidad comercial; accionistas un retorno de inversión; empleados una calidad laboral y sociedad una responsabilidad ética por mencionar algunos.

Es evidente que la dirección de una empresa se mueve en un mar de stakeholders y tiene que enfrentarse a una gestión poliédrica y totalmente transversal.

Hay un error común que es pensar que la reputación se consigue a base de comunicación. Pero por lo contrario sí se puede decir que, sin comunicación no se consigue la reputación.

Admiración, confianza, reputación, todas las palabras anteriores suenan directamente relacionadas y con un desenlace similar. Obtener reputación te puede dar muchas herramientas hacia el futuro, podrás tener preferencia para captar talento, atraer y retener clientes, obtener recursos de capital, así como preferencia para la empatía social entre muchos otros aspectos.

El paradigma de la reputación es algo que ha llegado para quedarse, es el único diferenciador sostenible en el tiempo, lo único que nadie te puede copiar.

Es conocido que en muchas grandes compañías sus valores tangibles representan el 20 % de su valor bursátil y son sus valores intangibles los que representan el 80 % restante.

Y no olvidemos que a partir de hace un año y medio tenemos un acelerador de la construcción de la reputación positiva y negativa:  La pandemia.

Esta ofrece a las compañías una oportunidad de robustecimiento reputacional, brinda a las empresas que quieran y puedan planteárselo dar una respuesta a la necesidad social y fortalecer su reputación.

Las empresas deben entender que son agentes sociales, y como tal deben cuidar al público con el que se unen.

Necesitamos mucha inteligencia de negocio, porque lo que no se mide no se puede gestionar. Merco es un monitor de reputación de referencia en Iberoamérica, con esta novena edición, el estudio lo que pretende es poner valor a las empresas excelentes, contribuir a sus procesos de mejora, abrir las perspectivas de las empresas y decirles que se tienen que relacionar con muchas partes de la sociedad y, darles información a las empresas sobre cuáles son las percepciones y valoraciones que genera.

No me queda más que agradecer a la revista GANAR-GANAR y a todo su equipo, por este valioso espacio, que nos permite acercarnos a ustedes año con año para presentarles nuestros resultados. Enhorabuena a todas las empresas que todos los días trabajan en pro de su reputación corporativa.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario