Las empresas comunican sus objetivos sustentables ¿o exageran?

372
0
Compartir:


Por Jaime Sánchez Nieto

 New Climate Institute analiza los compromisos medioambientales de 25 compañías que no están logrando sus objetivos para abordar el cambio climático.

La evidencia es que muchas de las más reputadas y conocidas empresas internacionales no están logrando estos objetivos e incluso “exageran”. En una sociedad en la que el consumidor es el rey y este determina y demanda productos ecológicos y sustentables, las empresas se encuentran con una gran presión para reducir el impacto ambiental.

Así lo concluye un informe del New Climate Institute que analiza a 25 compañías —entre las que se encuentran Nestlé, Ikea, Apple, Google o Amazon— las cuales provocan el 5 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, lo que significa que, aunque dejan una gran huella de carbono, podrían tener un enorme potencial para liderar el esfuerzo por limitar el cambio climático. Aunque ninguna de las empresas analizadas cumple con los criterios para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5ºC —como fija el Acuerdo de París—.

Por ejemplo, desde Ikea transmiten a los medios de comunicación que este nuevo análisis es una “información constructiva” sobre los objetivos climáticos. Asimismo, agregan que son “conscientes de que todavía queda camino por recorrer”. Sin embargo, en Ikea exageran o informan mal de forma rutinaria su progreso, afirma el analisis del New Climate Institute.

Google, Amazon, Ikea, Apple y Nestlé se encuentran entre los que no logran cambiar lo suficientemente rápido, alega el estudio. Estas compañías, rápidamente han explicado

que no están de acuerdo con algunos métodos usados por el informe, pero su compromiso de mejora es ineludible.

“La rápida aceleración de las promesas climáticas corporativas, combinada con la fragmentación de los enfoques, significa que es más difícil que nunca distinguir entre el liderazgo climático real y el no fundamentado”, dice el estudio.

“Nos propusimos descubrir tantas buenas prácticas replicables como fuera posible, pero quedamos francamente sorprendidos  y decepcionados DE la integridad general de las afirmaciones de las empresas”.

Thomas Day del New Climate Institute, autor principal del estudio.

Amazon dijo en su declaración: “Establecemos estos objetivos ambiciosos porque sabemos que el cambio climático es un problema grave, y ahora más que nunca se necesita acción.

Como parte de nuestro objetivo de alcanzar cero emisiones netas de carbono para el 2040, Amazon está en un camino para impulsar nuestras operaciones con energía 100 %  renovable para el 2025”.

Y Nestlé comentó: “Agradecemos el escrutinio de nuestras acciones y compromisos sobre el cambio climático. Sin embargo, el informe del Monitor de Responsabilidad Climática Corporativa (CCRM) del New Climate Institute carece de comprensión de nuestro enfoque y contiene imprecisiones significativas”.

El Monitor de Responsabilidad Climática Corporativa fue realizado por las organizaciones sin fines de lucro New Climate Institute y Carbon Market Watch.

Examinó las estrategias declaradas públicamente por las empresas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a fin de alcanzar el cero neto.

 

¿Qué es el cero neto?

El Cero neto es un objetivo que el mundo debe alcanzar en el año 2050 para limitar el aumento de la temperatura global, según afirman los científicos. Significa no agregar a la atmósfera.

nuevas emisiones de gases de efecto invernadero. Las emisiones continuarán, pero se equilibrarán eliminando una cantidad equivalente a la que podría haberse lanzado a la atmósfera.

Prácticamente todos los países se han adherido al Acuerdo de París sobre cambio climático, que exige mantener la temperatura global en 1,5 ° C por encima de los niveles de la era preindustrial. Sin embargo, si continuamos bombeando las emisiones que causan el cambio climático, las temperaturas seguirán aumentando mucho más allá de 1,5, a niveles que amenazan la vida y los medios de subsistencia de las personas en todas partes.

Esta es la razón por la que un número creciente de países se está comprometiendo a lograr la neutralidad de carbono, o emisiones “netas cero” en las próximas décadas. Es una gran tarea que requiere acciones ambiciosas a partir de ahora.1

Lograrlo significa reducir al máximo las emisiones, así como equilibrar las que quedan eliminando una cantidad equivalente.

El estudio del New Climate Institute arroja los siguientes resultados:

– Se identifican Siete formas de detectar el lavado verde.

– Las empresas Waitrose y Lidl encabezan el ranking de supermercados más ecológicos.

– Las empresas fijan sus propios objetivos. Por ejemplo, Google promete estar libre de carbono para el 2030, mientras que Ikea se compromete a ser “climáticamente positivo” para 2030.

 

Las emisiones son creadas por cualquier cosa, desde el transporte de mercancías hasta la energía utilizada en fábricas o tiendas. La huella de carbono de los cultivos o la tala de árboles también cuentan

El estudio otorgó a cada empresa una calificación de “integridad”. Descubriendo que a algunas les estaba yendo relativamente bien en la reducción de emisiones, pero que todas las corporaciones podían mejorar. Ninguno recibió una calificación de “alta integridad”.

Solo tres de las 25 empresas están claramente comprometidas con eliminar el 90 % de las emisiones de carbono de sus cadenas de producción y suministro. Estas son Maersk, Vodafone y Deutsche Telekom.

Una de las áreas más controvertidas, era lo que se conoce como emisiones “downstream” o “upstream”, creadas por actividades indirectamente vinculadas a una empresa.

Por ejemplo, el informe dice que el 70 % de la huella climática de Apple es creada por las emisiones upstream, incluido el consumo de electricidad por parte de los consumidores que usan teléfonos, computadoras portátiles y otros productos de Apple.

Ikea agradecía el “diálogo y el escrutinio” de los compromisos y objetivos climáticos de las empresas, para garantizar que estuvieran “alineados con la reducción de 1,5 °C”.

Unilever comentó: “Si bien compartimos diferentes perspectivas sobre algunos elementos de este informe, agradecemos el análisis externo de nuestro progreso y hemos comenzado un diálogo productivo con el New Climate Institute para ver cómo podemos evolucionar significativamente nuestro enfoque.

Google: “Definimos claramente el alcance de nuestros compromisos climáticos e informamos regularmente sobre nuestro progreso en nuestro Informe ambiental anual, donde Ernst & Young asegura nuestros datos de energía y emisiones de gases de efecto invernadero”.

Apple asegura tener un plan para reducir su huella de carbono. Sin lugar a duda un estudio muy revelador del papel y del compromiso que deben tener las empresas de cara a los consumidores y usuarios. También revelador el que ni los parámetros son homogéneos y los mensajes, las actuaciones y los planes tienen lagunas significativas y no reflejan la realidad y evidencias que deben mostrar a la sociedad con total transparencia.

El estudio revela estas evidencias y aporta un punto de partida para unificar criterios, acciones y mensajes.

El Monitor de Responsabilidad Corporativa Climática (NCI) continuará evaluando los compromisos de las empresas y publicará los resultados anualmente.

Lista completa de empresas analizadas:

Maersk, Apple, Sony, Vodafone, Amazon, Deutsche Telekom, Enel, GlaxoSmithKline, Google, Hitachi, Ikea, Vale, Volkswagen, Walmart, Accenture, BMW Group, Carrefour, CVS Health, Deutsche Post DHL, E.On SE, JBS, Nestlé, Novartis, Saint-Gobain, Unilever.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario