¿Qué es la inseguridad alimentaria y cómo afecta a los niños?

145
0
Compartir:


En un artículo de nuestro portal el 8 de septiembre, titulado “Causas de la Vulnerabilidad Alimentaria en el Mundo y Formas de Abordarla”, resaltamos algunos aspectos de esta problemática y, también, algunas posibles soluciones. En esta ocasión, nos dedicaremos de fondo a explicar de qué forma afecta a la niñez.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, 16,5 millones de hogares sufrieron inseguridad alimentaria en 2016. Esto significa que tuvieron dificultades en algún momento del año para acceder a alimentos suficientes para su familia. De estos hogares, casi 11 millones incluyen niños. A pesar de ser uno de los países más ricos del mundo, el hambre es una realidad para demasiadas familias estadounidenses.

¿Qué es la inseguridad alimentaria?

La inseguridad alimentaria se define como la falta de acceso constante a suficientes alimentos para llevar una vida activa y saludable. Los niños que padecen inseguridad alimentaria pueden no tener suficiente comida de forma regular, o sólo pueden tener acceso a alimentos con pocos nutrientes. Esto puede provocar graves problemas de salud, como retraso en el crecimiento, anemia y retrasos en el desarrollo.

Como lo hemos mencionado anteriormente, entre los factores que contribuyen a la inseguridad alimentaria se encuentran la pobreza, los conflictos, la sequía y las inundaciones. Las catástrofes naturales ya que pueden interrumpir el suministro de alimentos y perturbar la capacidad de las comunidades para producir o comprar alimentos.

Actualmente, existen una serie de programas e iniciativas destinadas a combatir el hambre infantil. Desafortunadamente, no son suficientes. Es necesario hacer más. Debemos seguir concienciando sobre este problema y trabajar juntos para encontrar soluciones. Sólo entonces podremos esperar que más niños tengan suficiente comida y puedan alcanzar su pleno potencial.

Las causas de la inseguridad alimentaria

Según el Centro Nacional para los Niños en la Pobreza, casi la mitad de los niños de Estados Unidos viven en familias con bajos ingresos. Esto se traduce a que no tienen suficiente dinero para comprar alimentos o pueden tener que elegir entre comprar alimentos y otras necesidades.

La falta de acceso a alimentos saludables es otra de las principales causas de la inseguridad alimentaria. Muchas familias viven en los llamados “desiertos alimentarios”, zonas en las que no hay tiendas de comestibles ni supermercados que vendan alimentos frescos y nutritivos. En su lugar, estas familias deben recurrir a tiendas de conveniencia o restaurantes de comida rápida. Esta acción en muchas ocasiones puede genera una dieta poco saludable y provocar obesidad y otros problemas de salud.

Por último, el desperdicio de alimentos también contribuye en gran medida a la inseguridad alimentaria. Según el USDA, aproximadamente el 30% de los alimentos producidos en Estados Unidos nunca se consumen. Esta comida desperdiciada podría utilizarse para alimentar a niños hambrientos, pero en su lugar acaba en vertederos donde se pudre y libera metano, un gas de efecto invernadero

¿Cómo podemos prevenir la inseguridad alimentaria en los niños?

Hay muchas maneras de prevenir la inseguridad alimentaria en los niños. Una forma es asegurarse de que todos los niños tengan acceso a alimentos nutritivos, asegurando que las familias tengan los recursos necesarios para comprar comida. También, podemos abogar por políticas que ayuden a reducir la inseguridad alimentaria. 

Cómo ayudar a los niños con inseguridad alimentaria

Ningún niño debe pasar hambre, pero desgraciadamente la inseguridad alimentaria es una realidad para muchas familias del mundo Si sospecha que un niño en su vida está luchando contra el hambre, hay formas de ayudarle.

Estos son algunos signos de que un niño puede padecer inseguridad alimentaria:

-A menudo presentan signos de cansancio e irritabilidad.

-Muestran dificultades para concentrarse en la escuela.

-Se quejan de tener hambre, incluso justo después de comer.

-Comen rápida y vorazmente.

-Roban o acaparan comida.

Si ves alguno de estos signos en un niño, acude a sus padres o tutores para ver si hay algo que puedas hacer para ayudar. Puedes ofrecerte a hacer de canguro para que puedan hacer la compra o cocinar, o simplemente donar algunos alimentos no perecederos a su hogar. Recuerda que, incluso un pequeño gesto puede hacer una gran diferencia en la vida de un niño que pasa hambre.

¿Qué organizaciones ayudan a los niños con inseguridad alimentaria?

Hay muchas organizaciones que ayudan a los niños con inseguridad alimentaria, como Save The Children y la campaña “No Kid Hungry“. Estas organizaciones trabajan para proporcionar alimentos a los niños que de otro modo no tendrían acceso a ellos. También trabajan para concienciar sobre el problema de la inseguridad alimentaria y ayudar a las familias a encontrar recursos para mejorar su situación.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario

Artículos Recomendados