Es fundamental la participación de los empresarios en política: Carlos Ludlow

415
0
Compartir:


Información Por Sonia Domínguez Ramírez

COLABORADORA DEL SITIO DE NOTICIAS “YO INFLUYO”

La noble vocación del empresario significa afanarse por procurar el bien para su empresa, sus colaboradores y la comunidad en general, por lo que su labor no puede limitarse a generar recursos económicos sino en realizar acciones concretas que influyan en otros y generen un cambio en su entorno, aseguró Carlos Ludlow Saldívar, presidente de Alianza para la Responsabilidad Social en México (AliaRSE).

De manera natural el empresario es un líder por las capacidades de organizar y dirigir que posee, es por ello por lo que está llamado a participar en el ámbito cívico y político, de conformar asociaciones en el ramo de su gremio para procurar mejoras de este, pero también en organismos que abarquen ramos más allá del de su actividad empresarial y a través de las que se busque perfeccionar las estructuras sociales y económicas de su comunidad y del país, indicó.

“Hoy es necesaria la presencia del empresario en el mundo político, es fundamental, porque el motor de los países es la empresa”, y para que este motor funcione y tenga dinamismo requiere de diálogo entre los diversos actores, evidentemente con el gobierno, que en el caso de México por desgracia en los últimos cuatro años ha habido pocos avances y más bien se han dado “monólogos de sordos”, lamentó.

Entrevistado en el programa Pláticas con la Turati, conducido por Marimar Turati, Carlos Ludlow aseguró que en el entramado social el liderazgo aparece en los empresarios de manera natural; sin embargo, estos a veces no están conscientes de ello, por lo que es importante que trasladen sus habilidades a otros ámbitos.

“Date cuenta del nivel que tienes primero para mover a tu empresa, y segundo para influir en la sociedad. Ve en qué ámbitos quieres influir, en el educativo, en el vecinal, en el que quieras, pero muévete”, invitó.

Pienso, luego voto

Ludlow Saldívar destacó que los mexicanos somos poco participativos en los organismos de la sociedad civil, pues mientras en los países desarrollados la gente se afilia a 15 o 20 asociaciones civiles de distinta índole para trabajar en pro de alguna causa, en México la gente escasamente se involucra en alguna y muchas veces lo hace sólo de manera obligada; por ejemplo, cuando para que sus hijos estén en la escuela se suman a la asociación de padres de familia, por lo que reiteró que como empresarios es necesario reflexionar y asumir un compromiso para participar en actividades cívico-políticas.

En referencia a las elecciones más recientes que se llevaron a cabo en junio de este mismo año en varias entidades del país y en las que acudió a votar en promedio únicamente el 40 por ciento de los ciudadanos, Carlos Ludlow advirtió que “estamos en una época en la que como sociedad tenemos que meterle al tema político, pues hemos visto el tremendo error que cometemos los ciudadanos al no ir a votar, pues de esta manera dejamos en manos de otros la decisión de quién va a gobernar”.

Al no involucrarnos fomentamos el avance de gobiernos radicales, es así como podrían surgir gobiernos de ese tipo alrededor del mundo.

Indicó que “la gran abstención está en las personas que están un poco más acomodadas, que tienen más bienes en su casa y que tienen más educación, es una vergüenza tener que reconocer esto”.

Asimismo, subrayó la importancia de que todos los ciudadanos participen en los comicios venideros, “tenemos que movernos, y la primera responsabilidad que se viene es expresar nuestra opinión: Sal a votar y di a mí, me gusta este o aquel, pero sal a votar”.

Responsabilidad empresarial

Carlos Ludlow tiene muy claro que la labor del empresario trasciende vidas, es por ello que durante muchos años ha participado en la Unión Social de Empresarios de México (USEM), organismo que tiene la misión de abrirle los ojos, la mente y la consciencia a los empresarios a fin de que comprendan el mundo en el que están y su rol fundamental de liderazgo en la empresa lugar donde las personas que colaboran con él dependen de sus decisiones, de su trato y de su visión para hacer su vida, para crecer y para tener la mayor plenitud posible adecuada a cada quien, “todos tenemos derecho y la obligación de crecer, lo mismo un vigilante, un asistente, un contador, un director”, observó.

Señaló que en las empresas es fundamental permear la visión de la dignidad de la persona y esa es la labor de la USEM y de AliaRSE, organismos que impulsan entre sus afiliados a “sacar la casta por sus colaboradores”, a fin de que estos crezcan en eficiencia y productividad, y por supuesto, para que con sus empresas generen riqueza, “si no somos capaces de generar valor agregado y de que exista multiplicación de los recursos, pues estamos amolados, el negocio va a quebrar”, aseguró.

A los empresarios no se nos puede olvidar que trabajamos con personas, y es con ellas con quienes vamos a construir una entidad poderosa y a ser felices, por lo que su invitación es a hacer conciencia de su papel e influencia en la sociedad.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario