5 claves que definen las acciones que deben tener las empresas tras la COP27

99
0
Compartir:


La COP27 fue la reunión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Somos una comunidad global, por lo que es importante para nosotros concienciar sobre estos eventos internacionales.

La cumbre se celebró en Sharm El-Sheikh, Egipto, del 6 al 18 de noviembre. La ONU ha instado a las naciones industrializadas del mundo a tomar medidas audaces para mostrar su liderazgo. Estos países deben tomar medidas concretas y predicar con el ejemplo.

La conferencia sobre el clima de este año fue clave para las asociaciones y el futuro de todas las partes interesadas a la hora de abordar las cinco grandes cuestiones del cambio climático, la seguridad alimentaria, las batallas por el agua, la descarbonización industrial y la adaptación al clima.

Naturaleza

No hay forma de mantener la temperatura global de 1.5 sin revertir la deforestación, transformar nuestros sistemas de alimentación y uso de la tierra y proteger los ecosistemas oceánicos. El impacto ambiental afecta a  animales, plantas y seres humanos por igual; así como a la  economía global, la vida social y la salud de las personas.

El IPPC calcula que el uso de la tierra genera una cuarta parte de todas las emisiones mundiales y está tratando de ver cómo los ecosistemas naturales pueden dar la vuelta a esta situación. Si los bosques, los manglares, las marismas y las praderas marinas son capaces de almacenar el CO2 atmosférico en forma de carbono, darían un paso importante hacia el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo Climático de París.

La COP26 fue testigo de la creación de asociaciones sin precedentes entre los tres principales grupos que se ocupan de la naturaleza: las partes interesadas y las comunidades. Establecieron una ambiciosa hoja de ruta para detener la deforestación relacionada con los productos básicos, de acuerdo con una trayectoria de 1.5 °C, y a partir de la COP27 se espera que se ponga de manifiesto la aplicación de más asociaciones. El Pabellón de la Naturaleza en la COP27 será un lugar importante para estas mega asociaciones.

Alimentos

El sistema alimentario mundial representa alrededor del 12% de la actividad económica y el 40% de la población depende de él como fuente de ingresos. Cuando los precios de los alimentos suben, todo en la cadena de suministro se ve afectado. Esto es especialmente cierto cuando se tiene en cuenta el conflicto en Ucrania. Los precios de los alimentos han aumentado y esto está provocando un número sin precedentes de personas que pasan hambre: se calcula que 820 millones de personas en 2021.

Hay una clara conexión entre el cambio climático y nuestro sistema alimentario mundial. Las industrias agrícola y alimentaria son responsables de hasta el treinta y tres por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que a su vez provoca cambios impactantes en la capacidad de la tierra para producir alimentos. Según las estimaciones del IPCC, el cambio climático ha diezmado la productividad de la tierra en 21%.

Agua

¿Puede el cambio climático afectar a su acceso al agua? Tres mil millones de personas se enfrentarán a la escasez física de agua si la temperatura global aumenta 2 grados centígrados. Si se produce una sequía, podría afectar sobre todo al continente africano y a otras regiones vulnerables. Estos científicos predicen que en la COP-27, los países necesitan reforzar la colaboración entre gobiernos, empresas, innovadores y otros actores clave.

La cumbre COP27 de 2019, seguida de la Conferencia sobre el Agua de la ONU 2023, contribuirá de manera significativa a crear un futuro neto cero y uno que sea sostenible y resiliente. Las soluciones urgentes en materia de agua son clave para lograrlo.

Descarbonización de la industria

Uno de los puntos centrales de las conversaciones en Sharm el-Sheikh será la forma en que los compromisos de alto nivel asumidos en Glasgow se están aplicando en las economías emergentes. Dado que el mundo está experimentando una ola de urbanización sin precedentes en el Este y el Sur del planeta, los materiales de baja emisión de carbono serán una parte fundamental de la solución para lograr la resiliencia climática en las ciudades.

El hormigón, el acero, el aluminio y los productos químicos -así como los barcos, aviones y camiones que los transportan- representan actualmente el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Si nos tomamos en serio la reducción de estas emisiones, es importante que bajen los precios de los métodos y tecnologías limpias en comparación con los que hacen un uso intensivo del carbono.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario