Enseñanzas del catolicismo para cuidar el medio ambiente

811
0
Compartir:
Medio Ambiente

La base del catolicismo es muy grande. Y como tal, puede tener mucha influencia. Por eso, cuando la Iglesia católica se pronuncia sobre el ecologismo, la gente escucha. La Iglesia ha sido clara en su postura sobre el ecologismo y el cuidado de la creación de Dios.

En 2015, el Papa Francisco publicó una carta encíclica titulada “Laudato Si”, que significa “Alabado seas”. En esta carta, el Papa Francisco critica el desarrollo industrial y el consumismo, a la vez que pide que se actúe contra el cambio climático.

Cuidado de la creación: ¿qué enseña la Iglesia católica?

La Iglesia Católica enseña que somos administradores de la creación de Dios y tenemos la obligación moral de cuidar el medio ambiente. Esto incluye tomar medidas para mitigar el cambio climático y promover el desarrollo sostenible.

La Iglesia también aboga por un desarrollo sostenible que satisfaga las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. En 2018, el papa Francisco publicó una exhortación apostólica titulada “Alegraos y regocijaos”, en la que pedía una reforma económica basada en los principios de solidaridad, subsidiariedad y bien común.

¿Por qué es importante el cuidado del medio ambiente?

La Iglesia Católica enseña que los seres humanos son administradores de la Creación y que tenemos la obligación moral de cuidar el medio ambiente. El Catecismo de la Iglesia Católica afirma que “Dios ha confiado el mundo a la [hu]manidad” y que, por tanto, debemos “respetar y proteger la naturaleza” (CIC, n.2415).

En su carta encíclica de 2015 sobre la ecología, ‘Laudato Si‘, el Papa Francisco advirtió de los peligros del cambio climático y pidió a todas las personas que tomaran medidas para proteger nuestra casa común. Dijo que el cuidado del medio ambiente es una parte esencial de la vivencia de nuestra fe y que debemos hacer todo lo posible para reducir nuestro impacto en el planeta.

Hay muchas formas prácticas en las que los católicos pueden cuidar el medio ambiente, como la reducción del consumo de energía, el reciclaje, el compostaje y la plantación de árboles. Pero también es importante cambiar nuestras actitudes y estilos de vida para vivir de forma más sencilla y en armonía con la creación de Dios.

La importancia de la encíclica del Papa Francisco

La encíclica del Papa Francisco, “Laudato Si‘, es un importante documento didáctico que llama a todas las personas de buena voluntad a actuar en favor del medio ambiente. En ella, el Papa Francisco hace hincapié en los aspectos morales del ecologismo, y pide una “nueva autoridad política mundial” para hacer frente a los “desafíos de la interdependencia global.” También insta a todas las personas de fe a asumir la causa de la justicia medioambiental.

La encíclica del Papa Francisco es una importante enseñanza para la Iglesia Católica y para todas las personas de buena voluntad. Subraya nuestra responsabilidad moral de cuidar la creación de Dios y nos llama a actuar en favor del medio ambiente. La encíclica del Papa Francisco debería ser leída por todas las personas de fe como una llamada a la acción en favor de la Creación.

Cómo la enseñanza católica puede ayudarnos a construir un futuro más sostenible

Como católicos, estamos llamados a administrar la tierra y sus recursos. Esto significa utilizarlos sabiamente y no despilfarrarlos. También significa tener en cuenta las necesidades de las generaciones futuras a la hora de tomar decisiones sobre cómo utilizar y conservar los recursos.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que “los bienes de la creación están destinados a todos” (CIC, 2401). Esto incluye tanto a los seres humanos como a los demás seres vivos. Tenemos la responsabilidad de cuidar el medio ambiente porque es un regalo de Dios para nosotros, y porque compartimos este planeta con otras criaturas.

El Catecismo continúa diciendo que los humanos están “obligados a respetar la naturaleza y su integridad”. Esto significa que no debemos explotar o abusar del mundo natural, sino considerarlo como un tesoro que debe ser apreciado y protegido.

El Papa Francisco ha sido un firme defensor del cuidado del medio ambiente. En su encíclica Laudato Si, pide una “nueva autoridad política mundial” para combatir la degradación del medio ambiente (LS, 163). También insta a los individuos a responsabilizarse de su impacto en el planeta: “Cada persona tiene una visión del bien y del mal y debe elegir entre ellos… se nos ha dado poder sobre la naturaleza sólo para que podamos someterla de acuerdo con la voluntad de Dios. Pero desde que nuestros primeros padres rechazaron el plan de Dios, hemos intentado sin éxito dominar

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario