Científicos advierten de que en los océanos flotan más de 171 billones de trozos de plástico

249
0
Compartir:
Océanos

Según un reciente estudio realizado por científicos, se calcula que los océanos del mundo contienen actualmente más de 171 billones de piezas de plástico. Esta alarmante cifra pone de manifiesto las nefastas consecuencias de la contaminación plástica para la vida marina. Los residuos plásticos no sólo matan a peces y animales marinos, sino que tardan cientos de años en descomponerse en materiales menos nocivos.

Los datos sugieren que la concentración de plásticos en los océanos ha aumentado significativamente desde los 16 billones de piezas de 2005. Si no se toman medidas, esta cifra podría casi triplicarse de aquí a 2040, lo que supondría una grave amenaza para los ecosistemas marinos. Reconociendo la urgencia del problema, las naciones firmaron recientemente el histórico tratado de la ONU sobre alta mar, cuyo objetivo es proteger el 30% de los océanos.

Para llegar a esta nueva estimación, un grupo de científicos analizó registros que se remontan a 1979 e incorporó datos recientes recogidos en expediciones dirigidas específicamente a los desechos plásticos. El plástico recogido en estas expediciones se integra después en un modelo matemático para generar una estimación global.

Los 171 billones de trozos de plástico estimados comprenden tanto objetos desechados recientemente como fragmentos más antiguos que se han descompuesto con el tiempo. El Dr. Marcus Eriksen, autor principal del estudio del Instituto 5 Gyres, destacó el impacto de los plásticos de un solo uso, como botellas, envases y equipos de pesca, que se degradan gradualmente en trozos más pequeños debido a la luz solar o a fuerzas mecánicas.

La fauna marina, incluidas las ballenas, las aves marinas, las tortugas y los peces, confunden el plástico con el alimento, lo que les provoca inanición al llenarse sus estómagos de materiales indigestos. Además, se han detectado microplásticos en los pulmones, las venas e incluso la placenta de los seres humanos, lo que suscita preocupación por los posibles riesgos para la salud.

Las concentraciones de plásticos en los océanos experimentaron un aumento significativo, pasando de unos 16 billones de piezas en 2005 a la estimación actual de 171 billones en 2019. Antes de 2005, las concentraciones variaban, y los científicos no están seguros de las razones subyacentes. Entre los posibles factores se encuentran los cambios en la legislación, la descomposición de los plásticos o la insuficiente recogida de datos.

El profesor Richard Thompson, de la Universidad de Plymouth, que no participó en el estudio, subrayó la urgencia de investigar soluciones para combatir la contaminación marina. Es un hecho ampliamente reconocido que el océano contiene una cantidad excesiva de plástico, por lo que es necesario un esfuerzo concertado para reducir su producción y uso, ya que este planteamiento es más eficaz para prevenir la contaminación que centrarse únicamente en los esfuerzos de limpieza y reciclado.

La mayor concentración de plástico oceánico se encuentra actualmente en el mar Mediterráneo, con otras acumulaciones significativas como el Gran Parche de Basura del Pacífico. Los autores del estudio también sugieren que los niveles fluctuantes de contaminación observados antes del año 2000 podrían atribuirse a la eficacia de los tratados o políticas que regulan la contaminación. En la década de 1980, los acuerdos internacionales jurídicamente vinculantes obligaron a los países a poner fin al vertido de plásticos pesqueros y navales en los océanos y a emprender labores de limpieza. Sin embargo, los acuerdos voluntarios aplicados posteriormente pueden haber tenido menos impacto, lo que ha contribuido potencialmente al aumento de la contaminación por plásticos desde principios de la década de 2000.

Abordar este grave problema requiere un enfoque holístico que dé prioridad a la reducción de la producción y el uso de plásticos. Sólo frenando el flujo de plástico hacia los océanos podremos mitigar las devastadoras consecuencias de la contaminación por plástico en los ecosistemas marinos y, en última instancia, salvaguardar la salud de nuestro planeta.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario