Cinco acciones recomendadas por Shell para descarbonizar su flota

533
0
Compartir:


A medida que el mundo busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático, los administradores de flotas desempeñan un papel fundamental en la descarbonización de sus operaciones. Shell, una empresa líder en energía, ofrece cinco pasos prácticos para ayudar a los administradores de flotas a lograr un progreso inmediato en la descarbonización de sus flotas. Al implementar estas medidas, los administradores de flotas pueden reducir significativamente su huella de carbono, mejorar la eficiencia operativa y contribuir a un futuro más sostenible.

Paso 1: identificar e implementar eficiencias

Si bien los precios del mercado pueden estar fuera de su control, los administradores de flotas tienen el poder de optimizar varias variables operativas. Al identificar áreas de mejora, incluso en tan solo un 1%, los administradores de flotas pueden adoptar un enfoque de ganancias marginales que acumula beneficios significativos con el tiempo. Estas pequeñas mejoras de eficiencia pueden marcar una diferencia sustancial en la reducción de emisiones y generar ahorros de costos para la flota.

Paso 2: Integrar la telemática

El software telemático, una herramienta vital para las empresas de flotas, permite obtener información basada en datos que se puede traducir en estrategias procesables. Con el 34 % de los profesionales de flotas reconociendo los requisitos de cumplimiento como uno de los principales beneficios de la telemática, su potencial para la descarbonización se vuelve evidente. Al utilizar el seguimiento GPS en tiempo real y los datos históricos de viajes, los administradores de flotas pueden optimizar las rutas, lo que resulta en una reducción de las horas de conducción, una mejor economía de combustible y menores emisiones. Shell Telematics, por ejemplo, ofrece una plataforma que no solo ayuda a reducir el consumo de combustible hasta en un 14 %, sino que también proporciona puntaje de comportamiento e integración con los datos de la tarjeta Shell para un seguimiento integral de la eficiencia.

Paso 3: cambie a combustible bajo en carbono

El consumo de combustible sigue siendo un contribuyente significativo a las emisiones y los costos de la flota. Los administradores de flotas deben explorar la gama de opciones de emisiones bajas y cero disponibles en la actualidad. Si bien cada solución se encuentra en una etapa diferente de preparación comercial, será necesaria una combinación de estas alternativas para lograr una descarbonización integral. Los biocombustibles como el biodiésel y el diésel renovable pueden mezclarse con combustibles tradicionales o usarse como sustitutos directos, lo que ofrece beneficios inmediatos de reducción de emisiones. El gas natural renovable (RNG) en forma de bioLNG y C-RNG presenta una opción desarrollada comercialmente para camiones pesados, tanto como combustible independiente como cuando se mezcla con combustibles de gas natural fósil.

Paso 4: Explore proyectos piloto

Para los administradores de flotas que buscan llevar sus esfuerzos de descarbonización al siguiente nivel, los proyectos piloto brindan la oportunidad de probar y evaluar nuevas tecnologías, componentes o asociaciones. Aunque estos proyectos requieren más tiempo e inversión que un simple cambio de combustible o mejoras de eficiencia, sientan las bases para iniciativas de descarbonización a largo plazo. Los proyectos piloto pueden evaluar la viabilidad y la eficacia potencial de soluciones innovadoras a menor escala antes de una implementación más amplia. Al fomentar la colaboración, los proyectos piloto ayudan a reducir el riesgo de inversiones y promover prácticas sostenibles, incluso en climas económicos desafiantes.

Paso 5: compense las emisiones inevitables

Después de implementar exhaustivamente medidas para evitar y reducir las emisiones, los administradores de flotas pueden abordar las emisiones de carbono inevitables mediante la utilización de créditos de carbono, incluidas las soluciones basadas en la naturaleza.

Los programas de compensación de carbono o los lubricantes neutros en carbono como Shell Rimula ofrecen oportunidades para compensar las emisiones inevitables. Al compensar estas emisiones, los administradores de flotas demuestran su compromiso con la sostenibilidad ambiental y contribuyen a la restauración y preservación de los ecosistemas basados en la naturaleza.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario