Ética empresarial 

128
0
Compartir:


 Herramientas de autodiagnóstico de los factores

 ambientales, sociales y de gobernanza

Por Alejandro Mendiola Díaz

Socio de Nader, Hayaux & Goebel,  abogado corporativo experto  en antimonopolio y anticorrupción

Introducción

Cada vez es más evidente la necesidad de que los gobiernos y las empresas se comprometan a poner manos a la obra para enfrentar la emergencia climática. El reto es enorme y depende de todos.

Como parte del rol que cada uno debe tener en la transición a la sostenibilidad, es recomendable que las empresas realicen un autodiagnóstico para conocer cómo se encuentran con relación a los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG). Lo relevante de un autodiagnóstico realizado de manera adecuada es que permitirá conocer el estado de las cosas, determinar las oportunidades y establecer un rumbo claro y medible de los avances. Los beneficios del ejercicio de evaluación de esta naturaleza son diversos, pero resaltan los siguientes: que la empresa se concientice de sus obligaciones frente a la comunidad, cumpliendo con su parte en el combate al cambio climático; acceder a los inversionistas y bancos que están condicionando el flujo de recursos a empresas con calificaciones positivas de ASG; e identificar y mitigar los riesgos que la empresa puede enfrentar a consecuencia del cambio climático (por ejemplo: inundaciones en instalaciones).

Alta dirección

El principio fundamental previo a un ejercicio de autodiagnóstico es que la alta dirección esté comprometida, entienda e impulse los principios ASG. El compromiso de la alta dirección es la columna vertebral para que el ejercicio sea exitoso; la falta de compromiso con el tema diluye cualquier esfuerzo que pudiera llevarse a cabo en el seno de una empresa.

Aunque parecería evidente lo que implican los principios ASG, hay mucha información (y desinformación) circulando en diversas fuentes, por lo que la alta dirección debe entender por lo menos los ocho Principios de Gobernanza Climática1 y su aplicación al negocio concreto. Finalmente, el impulso que se aplique desde la alta dirección será un motor para que toda la organización se vea influenciada y adopte una óptica ASG.

Herramientas de autodiagnóstico

Existen diversos métodos para realizar diagnósticos de ASG y no hay uno sólo que aplique de manera general a todos los sectores y tipos de empresas. Es por eso por lo que habrá que analizar inicialmente el impacto que los Principios de Gobernanza Climática2  tienen sobre el carácter, giro y demás características de cada empresa. Esto será una brújula para el proceso de autodiagnóstico.

Adicionalmente, será necesario determinar:

(i) la materialidad, es decir los aspectos ASG de la empresa que son más relevantes, diagnosticar tanto para la propia organización como para los terceros que tienen interés sobre ésta (por ejemplo, empleados, accionistas, comunidades, etc.);

(ii) los riesgos latentes que pueden impactar de algún modo a la organización (falta de recursos naturales, aspectos sociales, etc.); y (iii) determinar claves de desempeño para evaluar cada rubro.

Habiendo realizado el ejercicio anterior, el punto de partida clave para realizar un diagnóstico ASG es implementar los estándares de reporteo y divulgación ASG que son más reconocidos internacionalmente. Para referencia del lector, algunas de esas herramientas son: (i) los documentos emitidos por el Foro Económico Mundial en materia de sostenibilidad que son esenciales para poner en marcha la acción de las empresas en contra del cambio climático (por ejemplo: Accelerating Business Action on Climate Change Adaptation3); (ii) el documento Los Principios de Inversión Responsable (Principles of Responsible Investment) emitidos por la iniciativa conocida como “PRI”;4  (iii) los cuestionarios y directrices emitidos por la asociación sin fines de lucro denominada “CDP”5, los cuales están basados en los pilares de cambio climático, forestal y agua; y (iv) los Estándares GRI, emitidos por la asociación Global Reporting Iniciative6 , los cuales están compuestos por los Estándares Universales GRI.

Estas herramientas pueden proporcionar un marco

estructurado y adecuado para que las empresas puedan implementar su autodiagnóstico.

La participación de asesores externos junto con la alta dirección de las empresas en el autodiagnóstico es fundamental, derivado de la complejidad del tema ASG y su aplicación. Los asesores externos especialistas en el tema, pueden hacer un buen diagnóstico e identificar de manera más objetiva los riesgos y oportunidades para la empresa y su sector.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario