BBVA: Claves para abordar la transición sostenible en las PYMES

183
0
Compartir:
BBVA

Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) representan una parte vital de la economía global, siendo responsables del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel mundial, según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Con un rol aún más relevante en regiones como América Latina y el Caribe, donde su presencia alcanza el 99,5% del tejido empresarial y contribuyen con el 60% del empleo y el 25% del PIB en la región, es claro que su papel en la sociedad es crucial.

No obstante, la crisis del COVID-19 ha dejado una profunda huella en estas empresas, generando incertidumbre y afectando su proceso de recuperación. Según el barómetro de CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa), más del 50% de las PYMES en España ha experimentado un impacto negativo debido a la crisis sanitaria.

En este contexto, BBVA destaca la importancia de que las PYMES aborden la transición hacia la sostenibilidad como una prioridad estratégica para su futuro. En su monográfico sobre sostenibilidad, BBVA presenta claves importantes para lograr una gestión sostenible y enfrentar los nuevos retos post COVID-19.

Una de las claves esenciales es la gestión transversal de la sostenibilidad, que considera la perspectiva económica, social y medioambiental. Reducir la huella de carbono y adoptar principios de economía circular son puntos críticos para avanzar hacia la descarbonización y la eficiencia en el uso de recursos.

Otro aspecto destacado por BBVA es la integración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la estrategia empresarial. Al adoptar prácticas sostenibles, las PYMES pueden beneficiarse de un impacto positivo en sus clientes, reducción de costos, beneficios fiscales y mejorar su acceso a financiamiento. Además, contribuyen a la salud del planeta y el bienestar de las personas.

Para BBVA, adaptarse a los ODS es clave en la era del stewardship en las agendas ESG (Medioambiental, Social y Gobernanza) de las compañías. Seleccionar los ODS que mejor se ajusten a la actividad empresarial y establecer objetivos y prioridades es el camino para alinear compromisos con la estrategia empresarial.

En última instancia, esta transición sostenible se convierte en una nueva oportunidad de negocio, donde la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) juega un papel fundamental. Independientemente del tamaño de la empresa, la RSE abarca todos los ámbitos de gestión, incluyendo aspectos como derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y transparencia.

Las PYMES tienen un papel vital para avanzar hacia un futuro más responsable y sostenible para todos. La transición sostenible no solo beneficiará a las empresas, sino también a la sociedad en su conjunto. BBVA anima a las PYMES a aprovechar esta oportunidad y a ser agentes de cambio en la construcción de un mundo más sostenible y próspero.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario