Cáncer de mama en mujeres jóvenes

117
0
Compartir:


Por Dra. Eva Ruvalcaba Limón

Ginecóloga oncóloga Subdirectora de Enseñanza FUCAM A.C.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por neoplasia maligna en la mujer a nivel mundial. El riesgo de cáncer de mama invasor se incrementa con la edad, identificando un caso por cada 206 mujeres en edades menor a 40 años, 1 en 27 (40 a 59 años), 1 en 29 (60 a 69 años) y 1 caso por cada 15 mujeres de 70 años en adelante. El riesgo global de 12 % durante toda la vida (1 de cada 8 mujeres).

En México, a partir del año 2006, el cáncer de mama ocupa el primer lugar como causa de muerte por neoplasia maligna en mujeres de 25 años en adelante, desplazando al cáncer cervicouterino. En el año 2020 acorde a cifras de la Organización Mundial de la Salud, en México se estimaron 29,929 casos de cáncer de mama con 7,931 defunciones. La edad promedio al diagnóstico en países desarrollados es de 60-63 años, mientras que en México es a los 50-52 años. El cáncer de mama se desarrolla prácticamente una década antes, es decir, en mujeres más jóvenes, identificando este comportamiento desde hace más de 20 años. En México, la prevalencia del cáncer de mama en menores de 40 años es de 10-15 %, mientras que en países desarrollados es 8-10 %

En mujeres jóvenes el diagnóstico representa un desafío, en parte porque es poco común, pero también por la escasez de factores de riesgo modificables y la falta de pruebas de detección específicos para mujeres jóvenes. Por otro lado, es difícil pensar que una mujer menor de 40 años pueda tener cáncer de mama, ya sea por falta de sospecha por parte del personal de salud, y principalmente, debido a que la paciente y su familia no están convencidos de que la enfermedad mamaria que tiene esa mujer, es un tumor maligno. Estos factores ocasionan que el diagnóstico se retrase y el cáncer avance. Es importante señalar, que el cáncer de mama en mujeres jóvenes tiene un comportamiento más agresivo, generalmente son etapas más avanzadas y las características del tumor son de peor pronóstico.

Es común que los tumores mamarios en mujeres jóvenes, sean tratados de forma errónea como procesos  inflamatorios durante meses, sin la más mínima sospecha de que es un cáncer de mama. Existen factores de riesgo que debemos tomar en cuenta, como es el inicio de menstruaciones antes de los 12 años, en no tener hijos, el no haber lactado, el tener familiares con cáncer de mama u otros cánceres, y el tener una mutación genética como BRCA. Sin embargo, 7 de cada 10 mujeres con cáncer de mama, no tenían ningún

factor de riesgo.

El cáncer de mama no respeta edad, condición social ni nivel socioeconómico, y el que exista esta enfermedad en mujeres jóvenes que están en pleno desarrollo como mujeres adultas, tiene implicaciones familiares, sociales, laborales y en la calidad de vida. Por todo esto, ante la presencia de alteraciones o nódulos mamarios que no mejoran al cabo de 1-2 meses, es indispensable hacer una biopsia de mama para descartar una neoplasia maligna. Es triste ver a una persona con cáncer, pero es aún más triste, ver a una mujer muy joven con cáncer de mama, donde se encuentra en plena madurez laboral, como madre y como ser humano.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario