Fundación Walmart de México

136
0
Compartir:


20 años construyendo una cultura de voluntariado en el país

Gisela Noble, Directora de la Fundación Walmart de México,  resume de manera clara la historia y objetivos del compromiso que tiene la fundación con la sociedad, mostrando el trabajo de su amplio cuerpo de voluntariado con más de 50 mil asociadas y asociados voluntarios que lo hacen posible.

El sueño de construir juntos un mejor lugar para todos

Nuestra historia comenzó con el sueño de impulsar la participación de nuestra empresa para construir juntos un mejor lugar para todos. Así, en el año 2003, se creó la Fundación Walmart de México, con el deseo de involucrar a nuestras asociadas y asociados como voluntarios en actividades de labor social que contribuyeran para que las comunidades de nuestro país vivan mejor. Hoy, 20 años después, nos llena de entusiasmo reconocer todo lo que juntos hemos logrado a través del voluntariado, que ha distinguido nuestra conexión y compromiso con las comunidades en las que participamos.

Recuerdo bien nuestra primera jornada de voluntariado. Fue un reto que desde el primer día nos enseñó que lo más importante son las personas y su deseo de vivir la mejor experiencia y aportar su tiempo y entusiasmo para ayudar a otros a vivir mejor. Empezamos con grupos de cerca de 1,300 asociados. Hoy, sumamos más de 50 mil asociadas y asociadas voluntarios, a lo largo de todo el país. Cada experiencia ha añadido mejoras, formas y conceptos, pero siempre está intacta la calidad humana de nuestros asociados que transforma y hace posible todo. 

Con el tiempo, nos hemos dado cuenta de que dar forma al sueño del voluntariado ha implicado también una estructura sólida que da soporte, crear procesos y alianzas, detectar liderazgos internos, asignar presupuestos, facilitar la experiencia, motivar la comunicación de historias y continuar todos los días involucrando a los asociados.

Juntos llegamos más lejos y nuestro impacto se amplifica

En 20 años, la Fundación Walmart de México se transformó a través de las más de un millón trescientas mil participaciones voluntarias que se han sumado en los lugares donde nuestra empresa tiene presencia.

El voluntariado invita a nuestros asociados a participar, mediante la donación de su tiempo y talento, en proyectos a favor de desarrollo comunitario y el cuidado del medio ambiente. Sabemos que juntos llegamos más lejos y nuestro impacto se amplifica. Así, durante 2022, gracias a la participación de nuestros asociados y aliados, superamos las expectativas y objetivos planteados en un 3 % con respecto a la meta original y una participación del 21 % del total de nuestra plantilla en México, realizando jornadas de voluntariado, reforestación, mejora de espacios públicos, mantenimiento de escuelas y visitas a bancos de alimentos.

En resumen, en 2022, generamos más de 1,580 actividades de voluntariado en México, con más de 50 mil participaciones de asociados, sumando un total de 1,795 horas totales de voluntariado.

No son los individuos los que ganan, son los equipos

Sam Walton, fundador de la empresa, decía con frecuencia: “No son los individuos los que ganan, son los equipos”. En Fundación Walmart de México, sabemos que, en efecto, el trabajo en equipo ha sido la clave del éxito. La inspiración viene de las asociadas y asociados. Cada uno vive una realidad distinta, cada uno tiene una idea muy personal de lo que quiere mejorar en la comunidad. Al sumar sus realidades e ideas, representan una fuerza enorme que cada año sorprende en decenas de eventos que se desarrollan en todo el país.

Mirar las posibilidades que hay en nuestros asociados, desde su experiencia o su posición dentro de la empresa, representa un mundo de potencial de transformación de la realidad. Sin duda, hemos expandido las posibilidades de impacto que se tienen al abrirnos a otras miradas. Hoy, se construyen infinidad de historias a partir de un asociado que da su tiempoy abre una oportunidad para otra persona.

Hemos aprendido que nuestra labor es escuchar y dar posibilidades a las ideas de nuestros asociados. Ahí comienza todo: en ellos, en su capacidad de ver por los demás y soñar en un mundo mejor. También, hemos observado cómo las acciones de voluntariado fortalecen el orgullo de pertenecer a esta gran empresa, que recibe a nuestros voluntarios con una porra que emociona y nos hace sentir parte de algo aún más grande.

Es la emoción de pintar la escuela donde estudian los hijos de los asociados de un Centro de Distribución; o limpiar un río, o una playa, en donde la comunidad convive con sus familias los fines de semana; o llevar comida a brigadistas que trabajan en labores de rescate incansablemente; o apoyar a pequeños productores con conocimiento y experiencia para que su cosecha de frutas y verduras alcance su mayor potencial. Estas y otras actividades se suman a las posibilidades que tenemos para transformar positivamente la realidad de muchas personas, a través de nuestros voluntarios.

Voluntariado: un puente entre nuestra empresa y las comunidades

Pensar en el voluntariado, es pensar en las personas y sus espacios. Los voluntarios se han convertido en un puente que conecta el lado humano de nuestra empresa con las comunidades en las que tenemos operaciones, y en las que nuestros asociados y sus familias viven. Más allá de la actividad que realicemos, o el estado del país en que nos encontremos, siempre nos inspira ver a un asociado que invierte su tiempo y talento al servicio de los demás.

Por estos 20 años de actividades, quiero agradecera cada asociada y asociado que se han sumado como voluntarios a Fundación Walmart de México, y que nos han inspirado con sus sueños y su capacidad de apoyar a los demás a darle a nuestra cultura corporativa un componente imborrable de compromiso humano.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario