JPMorgan Chase se enfoca en reducir emisiones en sectores de alto carbono

119
0
Compartir:


JPMorgan Chase, uno de los titanes en el mundo financiero, ha dado un paso significativo hacia la sostenibilidad. Esta semana, la empresa desveló su más reciente informe climático anual, arrojando luz sobre sus esfuerzos para disminuir la intensidad de emisiones de las empresas y proyectos que financia. Lo novedoso esta vez son los nuevos objetivos fijados para 2030, centrados en reducir las emisiones financiadas en dos sectores claves: el aluminio y el transporte marítimo.

Lo interesante es que estos objetivos no solo se enfocan en las emisiones directas (Alcance 1) de los clientes de transporte marítimo, sino que también abarcan las emisiones relacionadas con la energía (Alcance 1 y Alcance 2) en el sector del aluminio. Según el informe, la elección de estos sectores no es aleatoria, sino que responde a su impacto significativo en las emisiones globales y la viabilidad de sus opciones de descarbonización.

Para ser más específicos, JPMorgan Chase planea trabajar codo a codo con clientes del sector naval para lograr una reducción del 33% en la intensidad de sus emisiones para 2030, usando 2021 como año de referencia. Paralelamente, apunta a una disminución del 25% en la intensidad de las emisiones en sus inversiones en aluminio.

Este compromiso se suma a una serie de objetivos ya establecidos para otros sectores de alta emisión como petróleo y gas, energía eléctrica, automóviles, hierro y acero, cemento y aviación. Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas. El informe revela que en sectores como el cemento y el petróleo y el gas, el avance ha sido modesto, con reducciones mínimas en comparación con años anteriores.

En una jugada interesante, la empresa ha expandido su enfoque en el sector de petróleo y gas, incluyendo un objetivo de emisiones indirectas (Alcance 3) para abarcar toda la generación de energía. Este cambio se alinea con su creciente inversión en energías renovables y se refleja en la nueva métrica denominada ‘Energy Mix’. Hasta la fecha, se ha logrado una reducción del 15% en la intensidad de las emisiones gracias a esta nueva estrategia.

A pesar de estos esfuerzos, JPMorgan Chase no ha anunciado un fin definitivo en la financiación de petróleo y gas, pero sí reconoce la posible necesidad de algunas desinversiones. La empresa ha sido objeto de presiones por parte de activistas climáticos, incluyendo recientes manifestaciones dirigidas por figuras como Greta Thunberg.

Finalmente, la empresa está poniendo énfasis en el metano, un gas con un potente efecto invernadero. Más de 100 países han firmado un compromiso para reducir las emisiones de metano en un 30% esta década. JPMorgan Chase reconoce que controlar las fugas y la quema de metano en la industria petrolera es clave y sostiene que esto requiere mayor financiación. Un mensaje claro de que, aunque lento, el camino hacia un futuro más verde está trazándose en el sector financiero.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario