Doble eficacia, menos efectos adversos: nueva terapia en el tratamiento de la Leucemia Mieloide Crónica

51
0
Compartir:


Se estima que aproximadamente 25% de pacientes con leucemia mieloide crónica (LMC) que reciben tratamiento con inhibidor de tirosina cinasa no responden de manera óptima debido a la resistencia e intolerancia a este tratamiento. Ante este contexto, Novartis presenta una nueva terapia en México para pacientes con LMC, con un mecanismo de acción totalmente innovador y diferente a los tratamientos actualmente disponibles. Este nuevo tratamiento ha demostrado ser dos veces más eficaz con cuatro veces menos efectos adversos, lo que permite controlar de manera óptima la enfermedad y mejorar la calidad de vida del paciente. 

Este nuevo tratamiento de Novartis es una nueva alternativa para el tratamiento de la leucemia mieloide crónica (LMC) con un mecanismo de acción completamente diferente a los anteriores, lo que aporta importantes ventajas, ya que es altamente selectivo al momento de atacar específicamente a la célula leucémica, de tal manera que casi no tiene eventos adversos como sus predecesores”, destacó el Dr. Kevin Nacho, Gerente Médico Senior para Hematología de Novartis México. 

“Además es una opción para pacientes que presentan resistencia e intolerancia a otros medicamentos, lo que representa una alternativa efectiva para los pacientes que tienen muy mala calidad de vida debido a la toxicidad de los tratamientos previos.  Este medicamento implica un cambio de paradigma en el tratamiento de pacientes con LMC, los cuales pueden presentar resistencia al tratamiento estándar y que adicionalmente pueden causar diferentes efectos adversos que en consecuencia deben ser controlados con otros medicamentos como antidiarreicos, analgésicos, antiinflamatorios, esteroides, etc.”, agregó el Dr. Kevin Nacho.

Se calcula que a nivel mundial la incidencia de LMC aumenta con la edad y de acuerdo con datos de la Sociedad Americana contra el Cáncer, es una enfermedad que afecta principalmente a personas adultas, en promedio de 68 años. Sin embargo, en México existen diferencias significativas en comparación con otros países, ya que en promedio suele ser diagnosticada en edades más tempranas, incluso desde los 39 a 47 años,. 

Diversos estudios estiman que la leucemia mieloide crónica (LMC) es el tipo más común de leucemia crónica en el país y representa aproximadamente 10% de todas las leucemias. De acuerdo con un reporte del hospital de especialidades del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS, cada año se diagnostican en promedio 35 casos nuevos, únicamente en esta clínica.  

La LMC es un tipo de cáncer en la sangre no hereditaria que se caracteriza por un aumento anormal de los glóbulos blancos en la sangre.  De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los pacientes que tiene una respuesta efectiva a un tratamiento tienen una supervivencia similar a la de otra persona sin leucemia. Para ello, el diagnóstico temprano es clave.

Las personas que padecen LMC suelen ser asintomáticas, por lo general se sospecha el diagnostico por un análisis o estudio realizado de forma rutinaria. Sin embargo, con cierta frecuencia, el paciente puede acudir con fiebre, cansancio, dolores óseos o dolor abdominal debido al crecimiento del bazo, signo propio de la enfermedad. El indicio de la enfermedad puede provenir de una biometría hemática alterada, pero el diagnóstico definitivo siempre lo hará un hematólogo, mediante un estudio de médula ósea en el que se incluya un estudio una evaluación citogenética (cariotipo de medula ósea) para confirmar la presencia del cromosoma Philadelphia (Ph) o bien una prueba de PCR para evaluar la presencia del oncogén BCR-ABL”, explicó el Dr. Kevin Nacho

Recalcó que es muy importante la detección temprana de este cáncer, que podría estar en alguna de sus tres fases: crónica, acelerada y en crisis blástica. La fase crónica es la etapa con la mayor oportunidad de respuesta optima de tratar y a la que generalmente el paciente responde bien. Por tal motivo, enfatizó que los pacientes pueden alcanzar un control perfecto con los tratamientos (que deben tomarse de manera indefinida) y para saber si la respuesta del tratamiento es la correcta, se debe monitorear trimestralmente a través de análisis de sangre y médula ósea para evaluar el nivel de respuesta.

Gracias a su compromiso con la ciencia y los pacientes, a través de este nuevo medicamento, Novartis ha logrado mejorar los resultados abordando los problemas de resistencia e intolerancia a los que se enfrentan muchos pacientes. 

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario