¿Cuántos casos de cáncer infantil se registran al año en México?

66
0
Compartir:


El cáncer infantil sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños, niñas y adolescentes a nivel global, afectando a unos 300,000 niños cada año. En México, la situación es especialmente preocupante, con cerca de 2,000 muertes anuales atribuidas a esta enfermedad. Según las estimaciones, cada cuatro horas fallece un niño debido a este padecimiento y otros factores como el diagnóstico tardío o la interrupción del tratamiento pueden tener consecuencias fatales.

La doctora Eréndira Vicencio Rosas, encargada del Programa de Atención Paliativa del ISSSTE, señala que el cáncer se posiciona como la segunda causa de muerte en niños mayores de un año y la primera en aquellos de cinco a 14 años. La tasa de mortalidad oscila entre el 4 y el 5 por ciento por cada 100,000 habitantes, aumentando con la edad, en parte debido a la tendencia de los adolescentes a abandonar el tratamiento.

Los tipos de cáncer más comunes en la niñez mexicana son los derivados de tejidos linfoides y hematopoyéticos, representando hasta un 73 por ciento de los casos, siendo la leucemia la más prevalente con un 62 por ciento. Otros cánceres significativos afectan al sistema nervioso central, huesos, cartílagos, tejido conectivo y órganos digestivos.

Desde 2018, la Iniciativa Mundial contra el Cáncer Infantil, “Cure All Americas”, lanzada por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, busca alcanzar una tasa de supervivencia del 60 por ciento para 2030, lo que implicaría duplicar la tasa global de curación del cáncer infantil y salvar hasta un millón de vidas. Este esfuerzo global se centra en capacitar a los países para ofrecer atención de calidad a los niños afectados por esta enfermedad.

La doctora Enjie Fakhr El Din Ismail Paz, pediatra del Hospital Infantil de México Federico Gómez, enfatiza la importancia de los cuidados paliativos pediátricos desde el momento del diagnóstico. Estos cuidados, que atienden el cuerpo, la mente y el espíritu del niño y su entorno familiar, deben ser proporcionados por un equipo interdisciplinario tanto en el hospital como en el hogar, con el objetivo principal de mejorar la calidad de vida del paciente.

En el ámbito de los cuidados paliativos y la oncología, el manejo del dolor es crucial, ya que un mal tratamiento está directamente relacionado con una mayor morbimortalidad. “Tratar el dolor es un derecho humano y una obligación médica”, concluye la especialista, subrayando que un manejo adecuado del dolor es un indicador clave de la calidad de los servicios de salud a nivel internacional. Esta declaración resalta la necesidad de un enfoque integral y humano en el tratamiento del cáncer infantil en México, un desafío que sigue siendo prioritario para el sistema de salud del país.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario