Investigación de Bloomberg revela el atraso de los países del G20 en políticas de descarbonización

78
0
Compartir:
G20

Una nueva investigación ha sacado a la luz que las 20 economías más grandes del mundo apenas han avanzado en mejorar sus políticas de descarbonización durante el último año, generando preocupaciones sobre la posibilidad de cumplir con el Acuerdo de París sobre el clima a nivel global. El cuarto informe anual del G20 Zero-Carbon Policy Scoreboard de BloombergNEF clasifica a los países según su progreso en descarbonización, evaluándolos en una escala del 0 al 100%. Los criterios incluyen el grado de apoyo gubernamental para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la efectividad y fortaleza de estas iniciativas y el proceso de implementación de políticas. También se utilizaron métricas para evaluar el impacto de estas políticas en generar cambios tangibles a nivel de base.

Según el marcador, la Unión Europea, el Reino Unido y los Estados Unidos han mantenido sus posiciones como líderes mundiales en esfuerzos de descarbonización. Sin embargo, a pesar de retener los primeros puestos, estos países no han logrado mejorar significativamente su desempeño con respecto al año anterior, registrando en promedio un ligero declive de 1 punto porcentual entre los mejor calificados.

Los miembros del G20 mejor clasificados vieron reducciones en sus puntuaciones debido a la creciente incertidumbre entre consumidores, industria e inversores, provocada por información insuficiente o retrasada sobre nuevas políticas y la terminación prematura de programas. El informe señala una necesidad urgente de más apoyo en sectores difíciles de descarbonizar, donde las opciones más limpias son limitadas o costosas, con un enfoque en incentivar la demanda y el desarrollo de infraestructuras.

No obstante, revela que las naciones del G20 continúan proporcionando fondos públicos anuales significativos para apoyar el carbón, el petróleo, el gas natural y la generación de energía basada en combustibles fósiles. Estas políticas distorsionan los mercados, fomentando el consumo excesivo y la inversión en tecnologías de alta emisión.

El Fondo Monetario Internacional ha estimado anteriormente que los gobiernos nacionales alrededor del mundo proporcionan alrededor de $7 billones en subsidios a combustibles fósiles cada año. El informe enfatiza el papel crítico de los países desarrollados, incluido el Reino Unido, dentro del G20, ya que colectivamente representan el 18% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, es imperativo que estas naciones lideren con el ejemplo y aceleren los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario