KELLOGG CONTINÚA SUS ESFUERZOS A FAVOR DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN MÉXICO

285
0
Compartir:


En el marco del Día Mundial de la Alimentación, Kellogg dio a conocer los avances del programa Rescate Nacional de Frutas y Verduras que, desde el 2015, lleva a cabo en conjunto con Bancos de Alimentos de México (BAMX), con el fin de contribuir con la seguridad alimentaria de los grupos más vulnerables del país.

El objetivo principal de este proyecto es recolectar directamente de los productores del campo todo el producto agrícola que, por diferentes motivos, está en riesgo de perderse, pero que está en perfectas condiciones para su consumo; de esta manera se logra apoyar a comunidades necesitadas, al tiempo que se promueve un mayor consumo de frutas y verduras entre los beneficiarios de BAMX. Para ello ha sido necesario incrementar el volumen y disponibilidad de fruta y verdura de calidad, a bajo costo en las despensas que se entregan y complementar su balance nutricional.

Kellogg, además de donar sus alimentos (como cereales y barras) a BAMX, también dispone de fondos para alcanzar los objetivos anuales de este programa nacional.

El proceso de recolección de frutas y verduras que sigue BAMX es el siguiente:

  1. Contacta productores agrícolas para que, cuando tengan alimentos que no vayan a comercializar, los ofrezcan en donación en vez de destruirlos. Ofreciendo el servicio de rescate y distribución, lo que evita pérdida de trabajo para jornaleros del campo, gastos de destrucción y logística inversa, contaminación y producción de gases de efecto invernadero.

  2. La donación de alimentos considerados “pérdidas” suceden principalmente durante la producción, almacenamiento y transporte, aunque también se da destrucción de alimentos en industria, cadenas de autoservicio, tiendas de conveniencia, bodegas mayoristas y aduanas.
  3. BAMX se da a la tarea de “rescatar” frutas y verduras variadas y de primera calidad, para finalmente distribuirlas a través de la red de 53 bancos de alimentos afiliados en la República Mexicana donde, aunado a las porciones de alimentos Kellogg’s que también dona, se forman paquetes que son otorgados a familias con necesidades alimentarias. Adicional a recibir estos paquetes, los beneficiarios reciben orientación nutricional enfocada a la importancia de la nutrición.

Como empresa líder mundial en alimentos, Kellogg confía en el poder de las alianzas para lograr la seguridad alimentaria, al mejorar la nutrición de los grupos vulnerables de la población.

“Este proyecto con BAMX nos permite cumplir con nuestra filosofía de nutrir a las familias para que puedan crecer y prosperar, compartiendo con otras organizaciones y las comunidades donde operamos lo mejor de la compañía y, colaborando en el desarrollo sostenible a través de prácticas responsables”, afirmó Virginia Sheng, directora de Asuntos Corporativos de Kellogg.

Así los resultados de 2017 a 2018 de este programa han sido:

  • 2,825, 289 kgs de frutas y verduras procuradas, rescatadas y distribuidas

  • 35,316,112 porciones de frutas y verduras entregadas y consumidas por los beneficiarios

  • 19,351 personas alimentadas constantemente durante un año

  • 36 productores aliados activos

  • 15 donadores nuevos

RELACIÓN ENTRE DESPERDICIO DE ALIMENTOS Y MEJORA DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Según la FAO el mundo actualmente produce suficientes alimentos para suministrar a todos los seres humanos; sin embargo, el desperdicio de alimentos y la mala distribución de éstos impiden lograr ese objetivo. Pero para el 2050 habrá en el mundo cerca de 9 mil millones de personas, que para alimentarlas será necesario producir un 60% más de alimentos. Esas cifras llevarán al límite a la producción agrícola, a los recursos naturales y la seguridad alimentaria se verá totalmente comprometida.

Como empresa líder global de la industria alimentaria, Kellogg trabaja integralmente varios programas a favor del desarrollo sustentable en ámbitos como el abastecimiento responsable, la agricultura sustentable, la seguridad alimentaria, la conservación de los recursos naturales y la mitigación del cambio climático.

Por esta razón algunos de los objetivos globales de Kellogg para el desarrollo sustentable son:

  • Incluir en el año 2020 a 500,000 agricultores alrededor del mundo que se enfoquen en la agricultura sustentable para que formen parte de su cadena de abastecimiento directa.

  • Abasto responsable de los 10 ingredientes principales de los cereales Kellogg’s: maíz, trigo, arroz, caña de azúcar, fresas, aceite de palma, cocoa, uvas, vainilla y papas para el 2020.

  • Ese mismo año, utilizará energía con 50% menos emisión de carbono en plantas de Kellogg; reutilización del 25% de agua y reducción de su consumo en un 15%; reducción de desechos totales al 15% en las plantas. Para 2050, reducción del 65% de emisiones GEI.

  • Donación de 2,500 millones de raciones para 2025, a través de su plataforma global de responsabilidad social corporativa llamada Desayunos para Mejores Días.

PÉRDIDA Y DESPERDICIO DE ALIMENTOS

La pérdida y el desperdicio de alimentos es un objetivo esencial que debe cumplirse si se quieren alcanzar otros objetivos de desarrollo sostenible de un país. Según la FAO, cada año un tercio de la producción mundial de alimentos para el consumo humano -o 1,300 millones de toneladas de alimentos comestibles- nunca llega a los platos.

La pérdida y el desperdicio de alimentos también contribuyen significativamente al cambio climático, el consumo de recursos y la degradación del medio ambiente, con un costo anual de casi mil millones de dólares en pérdidas económicas mundiales.

En un estudio del Banco Mundial citado por BAMX, muestra datos sorprendentes sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos en México:

  • 34% de los alimentos que se producen en México se pierden o se desperdician

  • México pierde o desperdicia 20.4 millones de toneladas anuales de alimento (con costo equivalente a 491 mil millones de pesos).

  • Recuperar esos alimentos sería suficiente para alimentar a la población en situación de hambre en México (7.5 millones de personas), durante un año.

Con más de 15 años de colaboración entre BAMX y Kellogg la intención de ambas organizaciones de combatir el hambre y lograr mayor seguridad alimentaria en México, seguirá siendo una prioridad de sus compromisos a favor de las causas sociales.

Para saber más detalles sobre el proyecto “Frutas y Verduras” por favor visite www.HablandoConKelloggs.com

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario