Que todo miembro del consejo de administración debe hacerse sobre ESG

241
0
Compartir:


Por Salvador Vertiz G., Argón CG, Orlando Garcia Cano C.
Consejero Independiente | Profesor de ESG y Estrategia ITAM

La importancia de las prácticas corporativas de Environmental, Social and Governance (ESG) se están expandiendo exponencialmente, impulsadas en gran parte por la exposición que todo tipo y tamaño de organización tiene ante sus distintos grupos de interés. Un ejemplo son los Millenials, tanto clientes como empleados que exigen inversiones, empleos, productos o servicios más sustentables. Hace apenas cinco años, solo el 20 % de las empresas S&P, 500 reportaron métricas relacionadas con ESG.

En el 2018 esa cifra se cuadruplicó hasta el 81 %. Y hoy, uno de cada tres dólares invertidos se encuentra en algún componente de sustentabilidad.

Dada la fuerte tracción que las prácticas ESG han experimentado en los últimos años, no es de extrañarse que Consejos de Administración y la Alta Dirección hayan sido sorprendidos e incluso se sientan poco preparados para discutir y menos aún evaluar el tema, especialmente cuando se trata del componente Ambiental y Social.

Para empezar, aquí hay cinco preguntas que se pueden formular en la reunión de Consejo:

1.- ¿Se considera la organización como una organización que intrínsecamente relaciona los beneficios económicos con la ética?

Si se está convencido de que el valor económico se debe lograr éticamente, se reconoce que la empresa es una comunidad ante todo de personas que gozan de la misma dignidad.

La empresa de hoy debe involucrarse y atender los nuevos retos y exigencias, no solo de sus clientes, sino también de aquellas que envuelven las relaciones con sus propios colaboradores, accionistas y proveedores.

La responsabilidad social de la empresa es una figura que concibe el respeto a los valores éticos, a las personas, a las comunidades y al medio ambiente para generar valor y la mejora competitiva de la compañía.

2.- ¿Se tienen elementos ESG en la visión, misión y valores?

En adición a la pregunta anterior, este es el punto de partida y de compromiso que permea a toda la organización. El Consejo de Administración debe hacer su parte al actualizar la visión, misión y valores; y posteriormente vigilar que se incluya en todas las políticas y procedimientos.

Relevante también, que estos elementos y métricas específicas formen parte de la administración de desempeño de al menos la Alta Dirección y mandos medios.

3.- ¿Quién está a cargo de la sustentabilidad de la empresa?

Es muy probable que ya se tenga a una persona o a un grupo de trabajo interno dedicado al tema de la sustentabilidad.

Como miembro del Consejo, es aconsejable implementar un Comité de Sustentabilidad dependiente del Consejo para que se dé la fuerza, importancia y apoyo a las personas que dentro de la organización supervisan la adopción de las mejores prácticas de sustentabilidad. Si aún no se tiene a un responsable, es muy probable que la empresa esté muy atrasada en temas de sustentabilidad. Es importante analizar qué hace la competencia, así como los factores que afectan a la industria donde opera la organización.

4.- ¿Qué áreas del ESG tenemos que priorizar en este momento?

Como se menciona en el párrafo anterior, los diferentes marcos y estándares para las prácticas y comunicaciones de ESG varían por industria. Las “industrias sucias” como el petróleo, gas y el carbón están bajo un gran escrutinio cuando se trata de su impacto ambiental. Pero muchos otros factores del ESG no son tan obvios. Las empresas de tecnología, por ejemplo, a menudo son juzgadas por temas de diversidad, siendo este un factor social. E incluso las organizaciones que fabrican los productos “más ecológicos” pueden perder su efecto si el envío y logística afectan al medio ambiente.

Un primer paso es identificar la industria a la que se pertenece desde la perspectiva sustentable y ver cuáles son los temas que tienen un posible impacto financiero y ameritan el uso de métricas cuantitativas y cualitativas para divulgación y toma de decisiones. El Sustainability Accounting Standards Board (SASB) identifica 77 industrias en donde, por ejemplo, el “bienestar del cliente” para la industria restaurantera es el contenido nutrimental de los alimentos, mientras que para la de biotecnología y productos farmacéuticos son el combate a los medicamentos falsos.

5.- ¿Cómo puede ayudar el Consejo de Administración?

El Consejo de Administración es el órgano que define el tono y la cultura organizacional. Existen diversas formas en que una organización puede comenzar a dar sus primeros pasos. Si ya se tiene un manifiesto de sustentabilidad y se encuentra dentro de la visión, misión y valores, las organizaciones se pueden acercar al Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) para asesorarse en cómo obtener el distintivo de “Empresa Socialmente Responsable”. Posteriormente, puede empezar a medir sus impactos con algún marco y estándares como los del Global Reporting Initiative (GRI) que es en la actualidad el más usado para determinar las contribuciones positivas y negativas que las organizaciones tienen hacia el medio ambiente y la sociedad.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario