Transformar para prosperar… es generar apertura para el diseño y la implementación de sistemas resilientes para que trabajen en conjunto con la naturaleza humana y ambiental

624
0
Compartir:


Tania De la Parra Zesati

Responsabilidad Social Ammper Energía

Relacionamiento Comunitario Set The World

Escuchamos frecuentemente que existe una tendencia corporativa que nos inclina a llevar a cabo iniciativas sustentables, sin embargo, cada argumento científico nos demuestra que la responsabilidad social va más allá de una predilección, hoy en día debe ser la base del éxito de las organizaciones. La adaptabilidad al cambio de las empresas es y siempre ha sido aquello que determina su éxito y resiliencia ante el tiempo, las demandas fluctuantes del mercado y las adversidades.

Modificar la manera en la que hacemos las cosas, puede ser complicado, especialmente si no sabemos que lo estamos haciendo de manera correcta o cómo debemos hacerlo. La comunicación y la capacitación son esenciales para transmitir el sentido de urgencia que existe para generar procesos sustentables dentro de las organizaciones y activar equipos para alcanzar objetivos.

Las empresas, así como nuestro planeta, son sistemas. Las empresas socialmente responsables, son aquellas que desde el núcleo de la toma de decisiones y de manera transversal en todas sus áreas, tienen muy claro que, dentro de su propósito operativo, el factor de generación de valor social, ambiental y económico son una prioridad no negociable y que para alcanzar el éxito en uno solo de estos factores debe de haber un balance entre los tres.

Hoy en día los esfuerzos organizacionales destinados a tener un impacto positivo en el planeta y la sociedad son de distinto alcance y también dependen de la capacidad de cada empresa, sin embargo, cualquier acción que genere valor al exterior de la empresa, también lo hará al interior.

Los tipos de esfuerzos corporativos para generar impactos más comunes son:

  • Filantrópicos o asistenciales: Entendemos como acciones filantrópicas a las iniciativas generadas de buena voluntad, un ejemplo de esto que toma cada vez más fuerza al interior de las empresas es el voluntariado corporativo, cuyo impacto es percibido tanto por el beneficiario como por el benefactor, generalmente el impacto se vuelve tangible inmediatamente.
  • Estratégicos: Consideran la inversión de recursos económicos y esfuerzo humano para generar impactos profundos que transformen procesos, regeneren ecosistemas y eleven la calidad de vida humana, el valor percibido a raíz de este tipo de estrategias es usualmente percibido a largo plazo, es por ello también que los llamamos cambios sustentables.

En Ammper y Set The World, ayudamos a nuestros clientes a ser eficientes en sus procesos y a generar estrategias creativas que los lleven a alcanzar su máximo potencial, trabajando de la mano de los tres pilares de la sustentabilidad: ambiental, económico y social, teniendo siempre de frente la generación de valor compartido entre la empresa y sus grupos de interés.

Para conocer más sobre AMMPER, visita https://ammper.com/

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario