¿Qué porcentaje de los residuos en México se reciclan?

92
0
Compartir:


En México, la producción anual de 42 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos enfrenta un grave desafío en cuanto a reciclaje se refiere. Solo el 14% de estos residuos se reciclan, dejando una gran parte en rellenos sanitarios, que a menudo terminan siendo tiraderos a cielo abierto. Esta situación conduce a problemas significativos de contaminación del suelo y del agua, además de tener impactos adversos en la salud de la población. Así lo señala Arcadio Monroy Ata, académico destacado y responsable de la Unidad de Investigación en Ecología Vegetal de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza.

La falta de separación de los desechos desde su origen es un obstáculo importante para el reciclaje efectivo. Monroy Ata destaca que si se adoptara la práctica de separar los residuos, “casi todos podrían entrar a las cadenas de reciclaje”. Esta afirmación se hace más relevante al considerar que la Ciudad de México, por ejemplo, produce un promedio de un kilo y medio de desechos por habitante al día.

En términos de composición, la mayoría de los residuos sólidos en el país son orgánicos (53%), seguidos por papel y cartón (14%), vidrio (6%), plástico (4%), metales (3%), textiles (1%), y otros materiales (19%). Específicamente, del plástico generado, que asciende a ocho millones de toneladas anuales, solo se recicla el 32%. Esta cifra es especialmente preocupante considerando que México es uno de los principales consumidores de bebidas envasadas en PET.

Además del problema del plástico, el país enfrenta desafíos en el reciclaje de textiles. Anualmente, se compran más de 1,700 toneladas de ropa para el regreso a clases, de las cuales más de 270 toneladas quedan en desuso al comienzo de cada año escolar. A nivel nacional, solo el 0.5% de los textiles desechados se recicla, un porcentaje inferior al promedio global. Aunque hay un creciente número de centros de acopio para la recolección y reciclaje de textiles, aún hay mucho por hacer para mejorar esta situación.

Monroy Ata también resalta la importancia de promover la cultura del reciclaje y la educación ambiental como medidas cruciales para mitigar los impactos ambientales de los residuos. Ejemplos internacionales, como Suecia, demuestran el éxito de la educación ambiental y la participación ciudadana en la gestión de residuos. Además, propone incentivos en lugar de multas para fomentar la participación en programas de reciclaje, citando ejemplos exitosos de intercambio de residuos por beneficios tangibles, como se ha visto en Curitiba, Brasil, y en la propia Ciudad de México.

El especialista concluye enfatizando la necesidad de calcular nuestra huella ecológica para comprender mejor el impacto ambiental de nuestras acciones y tomar medidas para reducirla. Esta práctica puede ayudar a cada individuo a tomar decisiones más informadas y sostenibles en su vida cotidiana, contribuyendo así a un futuro más verde y sustentable para México y el mundo.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario