La importancia de la higiene sanitaria en tu negocio

519
0
Compartir:


Valeria Cordero, Gerente de marketing regional e impulsora del programa Baños dignos de Harpick

Limpieza e higiene deben implementarse constantemente para garantizar las mejores condiciones de los sanitarios en cualquier negocio. Más allá de verse y oler bien, esta clase de espacios debe ofrecer condiciones de salubridad óptimas, para evitar la propagación de infecciones y enfermedades.

De vacaciones, en una visita a un museo o en un restaurante, todas las personas, en algún momento, han utilizado un baño o regaderas públicas, incluso albercas o vestidores.

Contar con espacios limpios, higiénicos y en las mejores condiciones, habla muy bien de la preparación y atención de establecimientos y espacios de trabajo. Además, forma parte de las normas y garantías que los negocios deben ofrecer al público.

Un sanitario higiénico, que recibe mantenimiento constante, puede ser un diferenciador para atraer clientes y hacer sentir cómodo a su personal.

El impacto positivo de contar con instalaciones sanitarias higiénicas y en las mejores condiciones, es amplio, y por ello, la limpieza de primera categoría es necesaria, aunque para ello requiera de una inversión extra.

Los beneficios son varios y van desde cuidar la salud de los clientes y colaboradores, aumentar la moral hasta mejorar la productividad, imagen y reputación. Incluso impacta en los números, gracias a la confianza y lealtad generada en los consumidores y colaboradores, quienes suman buenas experiencias y se sienten más cómodos frecuentando lugares con esa atención al detalle.

Por otro lado, instalaciones sucias proyectan una imagen negativa de la empresa o comercio. Casi nadie suele recomendar establecimientos donde un espacio tan personal —como puede ser el baño— carece de higiene o de elementos como papel de baño, jabón, toallas para secarse las manos, etc.

Consecuencias y problemas

Un estudio de ScienceDirect[1] demostró que existen factores de higiene que promueven la presencia de bacterias y virus en los sanitarios públicos.

Éste reveló el riesgo de contar con inodoros sin tapa, servicios de secado de manos por aire sin mantenimiento adecuado, desagües y grifos obstruidos o con poco espacio, así como una rutina de limpieza con mucho tiempo de intermitencia. Lo anterior facilita la propagación de enfermedades.

Las principales son causadas por bacterias entéricas (que habitan en el intestino), bacterias cutáneas, virus respiratorios y otros patógenos, mismos que pueden contagiarte de E. coli, norovirus e incluso gripa y resfriados.

La limpieza constante y especializada, con productos creados para esta clase de instalaciones, así como una buena ventilación, son claves. Características que, de cumplirse, resultarán en pocas quejas de los consumidores y personal, menos tiempo invertido en atención a clientes, así como una mejor imagen y reputación.

También se evita un potencial riesgo de salud, una suspensión de las operaciones por intervención de las autoridades correspondientes e, incluso, la pérdida de la confianza y lealtad en consumidores y colaboradores. Un solo gramo de materia fecal puede contener 10 millones de virus, 1 millón de bacterias y 1,000 quistes de parásitos; una potencial amenaza de salud para cualquier persona[2].

Ante esta realidad, la higiene hace la diferencia. Si se combina una limpieza profunda de manos y un adecuado cuidado de los usuarios, con un sanitario desinfectado y con constante mantenimiento, el riesgo de contraer alguna bacteria o enfermedad por virus es mínimo.

El óptimo mantenimiento de los aparatos de secado, botes de basura y otros elementos que los baños modernos suelen tener, son algunas de las buenas prácticas para sanitarios en negocios, imprescindibles en un mundo en donde la experiencia de los consumidores importa tanto en el desarrollo y crecimiento.


[1] Transmission of COVID-19 and other infectious diseases in public washrooms: A systematic review, ScienceDirect.

[2] 10 Reasons Why We Should Care About Toilets, Asian Development Blog

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario